Curiosity: 5141 Metros en 15 minutos

Ultimas imágenes de Curiosity

Panorámica MastCam-100 tomada en Sol 590
Panorámica Sol 590
Ocaso en Marte. Sol 587

viernes, abril 18, 2014

Space X: 2 viajes en 1

La Dragón se encuentra ya de camino a la ISS mientras se pone a prueba el nuevo sistema de recuperación del cohete Falcon 9.

Después de varios aplazamientos, uno de ellos por motivos totalmente ajenos a ellos, Space X afronta ya el tercer viaje de su vehículo (o cápsula) espacial, que se engloba dentro contrato firmado entre esta compañía y la NASA para abastecer a la Estación Espacial Internacional. En su interior 2268 kilogramos de suministros, que serán entregados este próximo Domingo, cuando se acople a ella, inciando una estancia que se prolongará hasta el próximo 18 de Mayo.

A las 1925 GMT, en un clima inestable pero no suficiente para obligar a un nuevo aplazamiento, el Flacon 9R (una versión recuperable del Falcon V1.1) despegaba desde la rampa SLC-40 de la Base Aérea de Cabo Cañaveral, y 8 minutos después Dragón se encontraba ya libre y en órbita. A los 12 minutos se desplegaban los paneles solares, suministrando así energía a todos los sistemas. Posteriormente se abrían las compuertas de los sensores GNC (Guidance and Navigation Control), permitiendo a los sistemas de navegación de la nave actuar. Próxima parada, la ISS.

Entre el cargamento, además de los habituales suministros de comida y equipos, encontramos curiosidades como las piernas del robot Robonaut 2, un traje EMU para actividades en el exterior y diversos experimentos científicos, como OPALS (Un ensayo de nuevas técnicas de transmisión de datos a tierra mediante láser, como hizo recientemente la desaparecida LADEE), VEGGIE (En que se intentará suministrar a la tripulación vegetales comestibles), T-Cell Activation in Space (Estudio de los efectos de la microgravedad en el sistema inmunológico humano) y HDEV (En que se situarán 4 cámaras de alta definición en el exterior de la ISS ara ofrecer vídeo en tiempo real), así como una serie de CubeSats, entre los cuales encontramos el PhoneSat 2.5, que busca comprobar el rendimiento de la tecnología de los smartphons en el espacio. Dragón es ya una realidad a todos los efectos, la primera nave comercial privada que realiza este servicio a la espera que la Cygnus también se asiente.

Otro de los objetivos de este lanzamiento, dejando de lado la propia Dragón, era poner a prueba el sistema de recuperación de la primera etapa del cohete Falcon 9 ideado por Space X, en que se añadieron cuatro patas desplegables con el objetivo de permitirle aterrizar por si mismo después del lanzamiento, algo nunca visto hasta ahora. Una vez completada la separación de la primera fase, esta inició una maniobra de frenado usando tres motores Merlín, a lo que siguió el encendido del motor Merlín central para garantizar un amerizaje suave. Aunque aún deberemos esperar para tener todos los datos parece que la prueba resultó un éxito. El siguiente objetivo es lograr un aterrizaje completo.

En definitiva, y esperando la llegada de Dragón a la ISS dentro de 48 horas, Space X se apunta un nuevo éxito, tanto por el lanzamiento en si como por haber puesto en práctica este novedoso sistema de recuperación. Una compañía con sus luces y sus sombras, pero que sabe venderse al gran público, y lo que es aún más, importante, está haciendo realidad aquellos proyectos anunciados. No podemos hacer otra cosa que esperar con espectación sus siguientes pasos.

Separación de Dragón de la etapa superior.

Despliegue de los paneles solares, pocos minutos después de encontrarse ya en órbita.

Carga y colocación de Dragón en el Falcón 9.

El Falcon 9R con sus "patas" instaladas en la primera etapa del cohete, y que deberían permitirle aterrizar verticalmente después del lanzamiento.

Infografía: La cápsula Dragón.  

Grasshopper es el nombre recibido por este novedoso sistema de recuperación ahora puesto a prueba en un vuelo real.

SpaceX Launches Robotic Cargo Mission to Space Station 

Lanzamiento de la nave de carga Dragon SpX-3 (Falcon 9R)

jueves, abril 17, 2014

Aquello que LADEE nos ofreció

Nos aproximamos al final de su vida, ya que en los próximos días se precipitará contra algún lugar de la cara oculta de La Luna. Es la hora de despedirse de esta pequeña sonda, y aunque sus resultados finales aún necesitará largos meses de análisis para salir a la luz podemos hacer ya una pequeña lista de sus logros, el legado que su no demasiado extensa pero no por ello menos emocionante misión que deja atrás. (Actualización: LADEE se estrelló contra la Luna en algún momento entre las 4:30 y las 5:22 GMT del 18 de Abril)

- Bombardeo continuo: El instrumento LDEX (LADEE's Lunar Dust Experiment) ha identificado la nube de polvo que rodea a La Luna, que es mantenido por la llegada continua de micrometeoritos a la superficie, identificando por primera vez las plumas de material originado por ello. Literalmente "un bosque entero de ráfagas", tal como explica Sascha Kempf, del equipo de misión.

Se espera que los datos reunidos, una vez analizados en profundidad, permitan caracterizarlas en detalle, incluyendo el tamaño, la velocidad y la distribución angular de las partículas de material expulsado, algo vital para la seguridad de futuras misiones exploradoras.

- La llegada de la Chang'e 3: Uno de los objetivos, totalmente imprevisto pero sin duda bienvenido, fue observar la llegada de esta sonda china e intentar detectar los cambios que su alunizaje podría provocar en la tenue exosfera lunar. En un primer momento no se detectó efecto alguno, lo que fue toda una sorpresa, aunque los análisis de los datos de LADEE aún están en una fase muy preliminar, por lo que más adelante esto podría cambiar.

Se estima que la sonda liberó unos 446 Kilogramos de agua, fruto de la combustión de su impulsor, durante los cerca de 12 minutos de descenso, y que 122 Kg entró en contacto físico con superficie de La Luna. Esto tiene implicaciones para la futura exploración lunar. Si realmente se aspira a una presencia permanente, con los vehículos llegando y despegando, lo que necesita saber cómo los gases de escape podrían entrar en contacto con los instrumentos y equipos allí situados.

- Misterios elevados: Hasta el final de sus días LADEE seguirá intentando desvelar si existen partículas de polvo con electricidad estática flotando en la tenue atmósfera, como explicación a las observaciones de las sondas Surveyor y los tripulantes de los Apolo, que registraron resplandores persistentas en el horizonte cuando el Sol ya había desaparecido del firmamento, así como rayos crepuesculares después de atardecer y antes del amanecer. Todo esto encaja con la idea de polvo levitando sobre la superficie, pero es necesario observaciones y datos que la apoyen.

"Anticipamos que cuando volemos muy, muy bajo, y pongamos en marcha el experimento de polvo, pondremos todo esto a prueba", dijo Rick Elphic, jefe científico de la misión . Además, mediante el uso del rastreador de estrellas de LADEE, se hizo un intento de imitar las observaciones de Apolo 17 durante la salida del Sol."Con suerte, el rastreador de estrellas tendrá sensibilidad suficiente para ver realmente algo. No me sorprendería si no lo hacemos...pero sería muy emocionante que así fuera".

- Prespectivas únicas: Jack Schmitt es posiblemente el geólogo más afortunado del mundo, ya que formó parte de la tripulació del Apolo 17, teniendo la posibilidad de estudiar la Luna desde la órbita y la superficie. Y el es escéptico con respecto a esta posibilidad.

"A partir de los informes que escuché los intrumentos de LADEE parecen haber detectado las plumas de polvo fruto de los pequeños impactos ocasionales en la superficie lunar, pero  ni rastro de polvo levitación". De lo contrario este fenómeno más una ligera migración y redeposición implicaría la presencia de capas significativas de polvo muy fino en las superficies rocosas. "Pero los astronautas que pisaron La Luna no observaron nada parecido", explica Schmitt. "Nosotros sólo observamos y fotografiamos depósitos dispersos de restos más gruesos arrojados por los impactos de meteoritos cercanas. La mayoría de las superficies rocosas expuestas estaban libres de polvo".

Schmitt teoriza que el resplandor en horizonte que observaron en el Apolo 17 parecía que lo que se esperaría de una combinación de una difusión de la luz solar a lo largo de una amplia trayectoria a través de los gases transitorios de la exosfera lunar y la Luz Zodiacal y rachas de partículas lanzados por el Sol. "Uno de los muchos éxitos de LADEE ha sido la de poner un límite superior muy bajo sobre la posible magnitud y la cantidad de polvo que levita", concluye. 

- Comunicaciones a distancia: Además de sus objetivos científicos también era una sonda destinada a poner a prueba la tecnologia de comunicación por láser, mucho más rápida y eficiente que por ondas de radio, como se hace aún actualmente con las sondas espaciales. Su LLCD (Lunar Laser Communication Demonstration) tenía el objetivo de transmitir datos desde la órbita lunar a una velocidad nunca vista, cosa que logró con todo éxito, alcanzando unos espectaculares 622 Megas por Segundo.

- Riqueza de datos y tiempo: Una sensación agridulce que dejará LADEE es que sus reservas de combustible posiblemente habrían permitido alargar la misión como mínimo otro mes, pero esta ya había recibido una ampliación extra después de completar los 100 días previstos, por lo que a pesar de todo los datos acumulados no solo cumplen lo esperado sino que representan mucho más de lo inicialmente previsto. Por delante tiene un amplio análisis de los que se esperan grandes resultados a medida que se vayan profundizando en ellos.

Una pequeña sonda que protagonizó una gran misión. Este es el mejor resumen, así como la mayor elegio, que podemos hacerle.


Fotografías de la Surveyor 7 donde se observan los extraños resplandores en el horizonte.

Los extraños fenómenos luminosos observados por la tripulación del Apolo 17 y aquí dibujados por el comandante de la misión, Eugene Cernan.

 Comunicanciones a distancia.


Infografía: La sonda LADEE.

NASA Moon Probe Will Bite the Lunar Dust Soon: What It Taught Us

miércoles, abril 16, 2014

La belleza del caos

Mars Express nos aproxima a Osuga Valles, un espectacular ejemplo de una antigua gran corriente de agua líquida.

Marte esta lleno de lugares extraodinarios, y lejos de ser el mundo ampliamente explorado que en ocasiones podemos pensar que es, dada la gran actividad exploradora, con diversas misiones espaciales estudiándolo de forma constante desde hace una década, sigue ofreciendo nuevas maravillas con cada nuevo paso que damos en su estudio. Al fin y al cabo si La Tierra, lugar que habitamos, rodeado de satélites de observación de toda clase, aún tiene muchos enigmas por resolver y maravillas que contemplar, como no esperar lo mismo o más de otro planeta, del que apenas podemos acceder a través de los ojos de unas sondas que siempre parecen ser menos de las necesarias.
  
Osuga Valles es un ejemplo de estos lugares marcianos que, lejos de los más conocidos, como los volcánes de Tharsis, el enorme sistema de cañones de Valles Marineris o los casquetes polares, demustran merecer nuestra atencion, como así hizo el 7 de Diciembre de 2013 la sonda Mars Express. Y no es para menos, ya que representa una de las muestras más espectaculares de la acción de grandes corrientes de agua líquida en tiempos pasados, ya desaparecidas en las tinieblas de un pasado remoto, pero que aquí dejaron una huella clara de que un día existieron. Islas estilizadas y estrechos desfiladeros dejan constancia de que así fue.

Actualmente se cree que las formaciones geológicas de Osuga Valles es consecuencia de varias inundaciones catastróficas que se sucedieron en el tiempo, como delantan los distintos niveles de la región y los canales que se cruzan sobre la superficie de las islas. Los sedimentos que rodean a estas últimas muestran que flujo discurría hacia el noreste y las estrías paralelas en el lecho sugieren una enorme fuerza erosiva, lo que apoya la idea de eventos violentos más que un fluir pausado a lo largo de largos periodos de tiempo. Donde terminó esa agua sigue sin saberse con certeza, puede que se filtrara en el subsuelo o quizás formo un lago temporal en la depresión donde estos valles fluviales parecen confluir y desembocar.

Con un superficie equivalente a todas las emergidas de La Tierra, Marte representa un nuevo comienzo, repetir lo que significó para los seres humanos ir explorando y descubriendo su propio mundo, algo que pese a todo está lejos de terminar. Y como el tiene tantos lugares extraodinarios que esperan ser explorados más allá de las imágenes que las sondas orbitales nos puedan ofrecer, como están demostrando Opportunity y Curiosity, que no dejan de realizar descubrimientos en zonas, diminutas en comparación a todo el planeta y por otro lado ampliamente fotografiadas desde el espacio. Y si extrapolamos sus resultados a todo el planeta solo podemos darnos cuenta cuan lejos estamos aún de conocerlo realmente.

Vista en perspectiva que permite apreciar mejor las estrías creadas por el rápido fluir de las aguas.

Topografía de Osuga Valles.

La belleza del caos

martes, abril 15, 2014

Un mundo a sus piés

Opportunity nos ofrece las primeras imágenes desde las alturas de Solander Point.

Desde el momento en que abandonó Cape York, la pequeña isla rocosa que fue su hogar durante desde mediados de 2011 hasta principios de 2013, las mucho mayores elevaciones que podíamos ver en la distancia se conviertieron en el gran objetivo, no solo por su potencial científico, donde las señales de arcillas, materiales alterados por la antigua presencia de agua, detectadas por la Mars Reconnaissance Orbiter, eran mucho más claras que en ese primer lugar, sino por la posibilidad de que se pudiera escalarlas y obtener una mejor visión del interior del cráter Endeavour, por no decir una de las mejores, o quizás la mejor, panorámicas de su ya dilatada historia.

Opportunity y su veterano equipo, que lo conocen ya tan bién que saben perfectamente como moverlo y lo que puede y no puede hacer, fruto de una década de trabajo, alcanzó estas elevaciones, conocidas como Solander Ponit, en realidad uno de los restos del antiguo anillo externo del cráter, en Agosto de 2013. Lentamente, con toda la delicadeza que necesita un vehículo tan veterano cuya movilidad ya no es la de sus primeros días, ha estado adentrándose en esta nueva zona, realizando nuevos descubrimientos (como la famosa piedra con el interior rojizo que tanto revuelo levantó recientemente) y superando un nuevo Invierno, sacado partido a su favorable inclinación para soportar mejor esos duros días de oscuridad.

Y salió de ellos mejor que nunca, con una serie de eventos de vientos primaverales que dejó sus paneles limpios de polvo, en su mejor estados desde hacia 8 años. Con una producción energética por ello espectacular Opportunity se está desplazando de nuevo, y ahora si, con el objetivo de obtener un lugar adecuado para conseguir esa visión soñada. Y las primeras fotografías desde las alturas de Solander Point nos ofrecen ya un anticipo de lo que será la gran panorámica a color que su equipo tiene planeado levantar próximamente.

Observando estas imágenes "en bruto", tal como llegan desde Marte sin ningún tratamiento posterior para realzar los detalles, podemos estar seguros de que el resultado final será espectacular, conviertiéndose en una nueva página de oro en su ya extensa biografía. Y es que Opportunity, con una década a sus espaldas, nos sigue sorprendiendo y maravillando una y otra vez.

Mirando hacia su lugar de procedencia Opportunity fotografió tanto las extensas huellas dejadas en su desplazamiento, que dejan claro las numerosas maniobras realizadas, como Cape York, su hogar durante tanto tiempo y que podemos ver en la parte superior derecha.

El desplazamiento por Solander Point. Ahora se encuentra en un punto lo suficientemente elevado para obtener una vista general de Endeavour.

Los vientos primaverales, que han tenido una presencia inesperadamente alta las laderas de Solander, se han llevado más del 80% del polvo acumulado en los paneles solares, haciendo que ahora Opportunity tenga uno de sus niveles de producción de energía más altos de los últimos 8 años, lo que favorece los planes del equipo técnicos de escalar y observar Endeavour desde las alturas.


 Getting in Place for a Better View of 'Endeavour Crater

lunes, abril 14, 2014

Un nombre para el fin

La NASA abre un concurso público para elegir la denominación oficial de la que será la última etapa de la misión Cassini.

Prime Mission, Equinox Mission y Solstice Mission. Así se conocen oficialmente las diversas etapas seguidas por esta sonda desde su llegada a Saturno, y que abarcan tanto el periodo inicialmente prevista durante la planificación previa como las diversas extensiones recibidas posteriormente, y cuya denomincación hace referencia a que estas han permitido, a lo largo de los 10 años transcurridos, observar la evolución del planeta con el cambio de las estaciones. Sin embargo todo lo conseguido hasta ahora es comparativamente modesto si lo comparamos con lo que está por venir. Y es que los 3 últimos años de vida de Cassini promenten cosas increibles. O sería mejor decir sus últimos meses.

A finales de 2016 Cassini estará en una órbita que lo llevara a desplazarse entre las de Mimas y Encelado. Pero será el 29 de noviembre cuando utilizará su penúltimo sobrevuelo cercano de Titán para alterar su órbita de forma que situe su perigeo solo 10.000 kilometros más allá del estrecho anillo F y no muy lejos del borde exterior de los anillos principales. La completará un total de 20 veces antes que el último encuentro cercano con esa enorme y exótica luna, previsto para 22 de abril 2017, la proyecte hacia uno de los viajes más increibles de la historia de la carrera espacial.

Y es que en un ejercicio de precisión orbital extraodinaria Cassini se verá proyectada hacia una órbita que la llevara a pasar entre el borde interior del anillo más interno (el anillo D) y el propio planeta, a sólo 3.800 Kilómetros por encima de las nubes de Saturno, una estrecha "zona de seguridad" que la sonda atravesará en 23 ocasiones, antes de que un último y mortal empujón por parte de Titán, el 11 de Septiembre de 2017, la envíe directamente hacia su destrucción, desintegrándose en la atmósfera del planeta 4 días después. Pero antes, dado que estamos hablando de una sonda de clase flagship, las mayores y más caras entre las construidas por la NASA (y actualmente la mayor en activo, solo superada en la historia por las Phobos soviéticas), su extenso arsenal cientifico promete asombrarnos una vez más, y quizás más que nunca.

Serán momentos extraodinarios, aunque teñidos de la tristeza que implica despedirse de una sonda que tanto nos está dando y para la cual no hay remplazo, y por ello la NASA abre ahora un concurso para decidir con que nombre se conocerá esta última y emocionante fase final, una actividad que se enmarca dentro del 10º aniversario de su llegada a Saturno. A finales de Mayo de este año sabremos el ganador, en una más que notable iniciativa para aproximar al gran público esta misión única, haciendo más entendible a todos a lo que se enfrentará Cassini en esta última etapa de su vida. Esperemos que a la altura que ella se merece.

El último viaje de Cassini, una serie de órbitas que la llevarán a solo 3.800 Kilómetros por encima de las atmósfera del planeta.

En una de las aventuras más emocionantes de los últimos años Cassini cruzará por el estrecho espacio entre el borde del último anillo y la parte superior de la atmósfera del planeta. Los resultados prometen ser espectaculares. 

Help name the last phase of the Cassini mission! 

Join in the Cassini Name Game

domingo, abril 13, 2014

Post Vintage (89): El color de las estrellas

El sistema Albireo, un magnífico ejemplo para observar las diferentes tonalidades estelares

Pocos espectáculos existen en el mundo que transmita una mayor sensación de inmensidad y belleza que un cielo nocturno completamente despejado y alejado de cualquier rastro de contaminación lumínica. Miles de estrellas iluminan la noche, mientras la Vía Lactea, que no dejan de ser también estrellas tan lejanas que solo podemos captar su luminosidad conjunta, completa un escenario maravillo y al mismo tiempo extraño para aquellos los que vivimos alejado de ellas, ciegos por la misma luz de la civilización de la que formamos parte.

Estrellas que, ante nuestros ojos, presentan en su gran mayoría un tono blanquecino, mientras que unas pocas, aquellas de mayor brillo, adquieren colores más definidos...este es el caso, por ejemplo, de la rojiza Betelgeuse y la azulada Rigel, en la constelación de Orión, la blancazulada Vega o la amarillenta Altair. En realidad todas las estrellas tienen colores definidos, directamente relacionado con su temperatura superficial, pero nuestros ojos son extremadamente limitados a la hora de captarlos en situaciones de luminosidad muy tenue, por lo que solo en aquellas muy brillante, junto con los planetas (este es el caso de Marte), somos capaces de distinguirlos. El resto permanece en un mundo de blancos, negros y grisis.

Unos prismáticos o un telescopio nos permite superar esta barrera y apreciar los colores estelares. Pero si queremos disfrutar de ellos no podemos dejar de dirigir nuestra mirada en Albireo (β Cygni) en la constelación del Cisne. Si así lo hacemos esa única estrella se convierte en 2, Albireo A, de tonalidades amarillentas-anaranjadas, y Albireo B, de un azul profundo. El contraste entre ambas es tan intenso que facilita a nuestros ojos captar la diferencia, conviertiéndose en una de las joyas celestes que cualquier aficionado a la astronomía con un telescopio medianamente potente no puede dejar de visitar.

Hay una regla interesante acerca de los colores de las estrellas dobles: Si ambas tienen un brillo parecido, tienen el mismo color. Si son desiguales en el brillo, también lo son en esto último. Si la estrella más brillante es la más rojiza de los 2, como es el caso de Albireo, se trata de una estrella gigante, quizás en la fase final de su existencia, si es la más azulada, entonces se encuentra, como el Sol, en la secuencia principal.

Observar Albireo resulta una experiencia reveladora, que nos muestra que más allá de nuestra limitada visión se extiende un mar estelar lleno de color, desde el rojo al azul, pasando por el amarillo o el naranja, lejos de esas estrellas puramente "blancas" que parecen llenar nuestro firmamento.
 
Albireo, una joya estelar que nos permite apreciar como pocas pueden hacer el color de las estrellas.

La posición de Albireo dentro de la constelación de Cisne.

Temperatura y color marcan la clasificación de las estrellas, desde las de tipo M, las más rojas y frías, hasta las de tipo O, las más calientes.

Betelgeuse (arriba a la izquierda) y Rigel son algunas de las pocas estrellas que brillan lo suficiente como para activar los Conos, las células sensoriales de la retina que nos permiten captar los colores.

Colors of Summer Stars Explained

sábado, abril 12, 2014

Cita con la Luna roja

Nuestra compañera de viaje planetaria se teñirá de rojo la próxima noche del 14 al 15 de Abril, especialmente en los cielos de toda América. A lo largo de algo más de 3 horas, desde las 5:58 UT hasta las 9:33 UT, se adentrará en la sombra de La Tierra, y poco a poco, ante los ojos de todos aquellos que quieran, aunque solo sea unos minutos, en levantar su mirada hacia el firmamento, su disco se irá oscureciendo aunque sin desaparecer completamente: La luz solar, filtrada y enrojecida por la atmósfera terrestre, seguirá iluminándola, lo que explica el característico color de este fenómeno celeste.

Los eclipses de Luna deberían ocurrir una vez cada mes pero su plano orbital está ligeramente inclinado con respecto al plano orbital de La Tierra, por lo que habitualmente esta pasa por encima o por debajo del cono de sombra de nuestro planeta. Solo cuando el punto donde la órbita lunar y el plano ecuatorial terretre se cruzan (lo que se conoce como nodo) coincide con la fase Llena estos pueden tener lugar. El que actualmente conozcamos con exactitud la posición y desplazamiento de estos nodos es lo que permite a los astrónomos saber cuando tendrán lugar, como serán (parciales o totales), que duración tendrán y en que zonas serán visibles. Y lo mismo ocurre con los de Sol.

En este caso eso nos permite saber que estamos ante el primero de lo que se conoce como una tétrada de eclipses totales, una serie de 4 apenas separados por poco más de un año de diferencia, un fenómeno poco habitual pero para nada extraodinario, ya que en el periodo 2003-2004 tuvimos otra serie parecida. No deja de ser una hermosa conjunción de elementos que nos ofrecerá en pocos meses la oportunidad de disfrutarlos de forma repetida. Por ello se puede decir con propiedad que quién no disfrute aunque sea unos minutos de este regalo de la naturaleza es que no tiene ningún interés en ellos. Todos los demás tenemos una cita con La Luna. 

-Entrada en la Penumbra: 5h58m19s UT (Tiempo Universal Coordinado)
-Comienzo de la fase total: 7h06m46s 
-Máximo del eclipse: 7h45m39s
-Fin de la fase total: 8h24m34s
-Salida de la Penumbra: 9h33m02s

El viaje de La Luna a través de la sombra terrestre. Primero por la Penumbra, cuando, desde el punto de vista lunar La Tierra solo tapa parcialmente al Sol, y después por la Umbra, que es el momento en que el eclipse es ya total y la luz filtrada por la atmósfera terrestre la tiñe de un tono rojizo.

Los nodos corresponden a los puntos donde la órbita lunar, inclinada con respecto al plano órbital de La Tierra, se cruza con este última. Solo en esos momentos los eclipses pueden tener lugar, ya que de lo contrario tendríamos eclipses de Sol y Luna cada mes.

En esta ocasión los habitantes del continente americano será los más agraciados por este fenómeno. En la península Ibérica apenas veremos un poco más que el principio de la fase de penumbra.

Los eclipses lunares, cuando nuestro satélite se sumerge en la sombra de La Tierra.

Por delante, y comenzado con el de esta próximo 15 de Abril, tenemos una tétrada de eclipses totales.

La Lunar Reconniassance Orbiter observará el eclipse desde el punto de vista lunar, que en este caso es un eclipse de Sol. La sonda japonesa Kaguya ya lo hizo en una ocasión, en imágenes que forman parte ya de la historia de la exploración espacial.

El Eclipse estará acompañado con un Marte casi en su punto de mínima distancia a La Tierra. 2 mundos rojizos al precio de uno.

Eclipse Lunar Total - Abril 2014

Eclipse total de Luna, la noche del 14 al 15 de abril. Visible desde toda América

viernes, abril 11, 2014

Un poco de luz en épocas oscuras

Luz verde a la construcción de la sonda OSIRIS-REx.

Los próximos años estarán lejos de ser los mejores de la historia de la NASA en el campo de la exploración interplanetaria, donde el poco interés de la actual administración por ella, reflejados en los recortes monetarios que afronta la sección planetaria de la agencia, una planificación errática fruto de la lucha partidista que se vive cada año a la hora de aprobar presupuestos y sobrecostes exagerados en algunos proyectos, como el futuro telescopio James Webb, nos llevan a un escenario como mínimo poco optimista, con solo 3 misiones aprobadas de aquí a 2020. A estas pocas nuevas sondas, junto a las que puedan seguir en activo hasta la próxima década, y cuyo número invariablemente irá en descenso por la propia lógica del paso del tiempo, se aferra un programa de exploración antaño deslumbrante.

OSIRIS-REx (Origins Spectral Interpretation Resource Identification Security Regolith Explorer), de la clase New Frontiers, es una de esas pocas nuevas sondas interplanetarias que la NASA lanzará los próximos años, una misión parecida a la que protagonizó la Hayabusa de la JAXA, más ambiciosa en sus objetivos pero igual que ella en lo esencial: Traer muestras de un asteroide para su análisis en laboratorios terrestres. Una misión ya aprobada pero que antes debía ser evaluada Mission Critical Design Review (CDR), un comité de expertos tanto de la NASA como de organismos independientes para revisar todo su diseño y dar luz verde a la construcción de la sonda, los instrumentos de vuelo y sistema de tierra, y las instalaciones de apoyo para el lanzamiento. Y esta ya es una realidad.

"El equipo de Osiris-Rex ha demostrado consistentemente su capacidad para presentar un diseño integral de la misión que cumple con todos los requisitos dentro de los recursos proporcionados por la NASA", explica Dante Lauretta, investigador principal de la Universidad de Arizona, Tucson."Este es un gran equipo. Sé que vamos a construir unos sistemas de vuelo y tierra que corresponde a los desafíos de esta ambiciosa misión". 

Si todo sigue a partir de ahora el plan previsto esta sonda iniciará su viaje a finales de 2016, alcanzando al asteroide 101955 Bennu en 2018. Después de estudiarlo en profundidad durante algo más de 500 días terrestres realizará una lenta aproximación hasta llegar lo suficientemente cerca de la superficie como para extender su brázo robótico y extraer muestras de ella, alrededor de unos 60 gramos. Finalmente, en 2023, regresará a La Tierra, lanzando una cápsula con este material hacia ella, preparada para sobrevivir al ingreso en la atmósfera, y posteriormente recuperada.

En definitiva una noticia optimista en un escenario global que está lejos de serlo. OSIRIS-REx forma parte de esa limitada actividad en el campo de la exploración interplanetaria que la NASA afrontará los próximos años, independientemente de que la próxima nueva administración de la Casa Blanca (y por extensión de la propia Agencia) presente una actitud totalmente opuesta, ya que estos proyectos necesitan años de diseño y construcción antes de ser una realidad, por lo que el tiempo perdido ahora no es recuperable. Por ello, aunque solo sea como una forma de mantener vivo el sueño a la espera de tiempo mejores, bienvenida sea esta nueva exploradora.

La misión Osiris-Rex y su objetivo, el asteroide Bennu, considerado potencialmente peligroso para La Tierra, con posibilidades (aunque extremadamente bajas, por debajo del 0,1%) de que pudiera colisionar con ella a finales del siglo XXII.

Los objetivos de esta misión: Retornar muestras de un asteroide de tipo Carbonaceo, considerados auténticas "cápsulas del tiempo" inalterados desde la formación del sistema solar, mapear su composición química, identificar posibles fuentes de recursos para la futura exploración espacial tripulada, analizar el conocido como "efecto Yarkovsky", y explorar la capa de regolito de la superfice.
 
El efecto Yasrkovsky, el cambio en la rotación y órbita de un cuerpo como efecto de la emisión de radiación infrarrojo por una superficie calentada previamente por la luz solar.

Bennu visto por el Radiotelescopio de Arecibo.

El punto final de la misión Osiris-Rex, el envío de la cápsula de muestras hacia La Tierra. A partir de aquí será la hora de los laboratorios desvelar de estas muestras toda la información posible.

Tocando un asteroide.

Construction to Begin on NASA Spacecraft Set to Visit Asteroid in 2018

jueves, abril 10, 2014

A medio camino del principio

Mangalyaan cruza el ecuador de su viaje.

Para la NASA, Rusia,Japón (aunque ambas con poca suerte) o la Agencia Espacial Europea saltar desde la órbita terrestre hasta la marciana y afrontar un encuentro con este planeta es una operación casi rutinaria, no por ello menos complicada pero donde la experiencia, en lo bueno y en lo malo, es un grado. Especialmente para estas 2 primeras la emoción de los primeros pasos forma ya parte de los recuerdos de otros tiempos, pero para la ISRO ese momento es ahora, cuando en algún punto a medio camino entre ambos mundos la primera misión interplanetaria de esta potencia emergente sigue avanzado al encuentro del planeta rojo.

Y es que este pasado 9 de Abril la pequeña Mangalyaan cruzó el ecuador de su viaje, coincidiendo casi en el momento en que ambos mundos se encuentran alineados y en su momento de mínima distancia, lo que se conoce como oposición. Justo por delante de ella, apenas separadas por 48 horas, MAVEN también superó este momento simbólico, pero que evidentemente tiene una mayor importancia para este primera, que al fin y al cabo está navegando por terrenos hasta ahora inexplorados para la Agencia espacial india. En realidad, desde el momento en que superó la órbita lunar, que marcaba los límites de su primera sonda enviada más allá de La Tierra, la Chandrayaan, es todo nuevo para ella. Y de momento todo sigue funcionado de manera adecuada, ya que las diversas comprobaciones de los sistemas demuestran que tanto sus sistemas como los diversos instrumentos con los que está equipada siguen en buena forma.

Desde el pasado 1 de Diciembre de 2013, cuando abandonó la órbita terrestre después de permanecer casi 1 mes cerca de nuestro planeta adquiriendo la velocidad y trayectoria necesaria para "saltar" hacia su objetivo final, Mangalyaan se encuentra en una órbita solar, lo que se conoce como de transferencia, que la llevará, el 24 de Septiembre de 2014, a cruzarse con Marte y, después de una siempre delicada maniobra de frenado para ser atrapada por su gravedad, entrar a formar parte de la familia de exploradores marcianos. Que todo sigue el plan previsto, e incluso mejor de lo esperado, lo demuestra que la maniobra de corrección de trayectoria (Trajectory Correction Manoeuvre o TCM) prevista para este Abril finalmente no tendrá lugar al no ser necesaria. Sin lugar a dudas una excelente señal del progreso de esta misión.

Mangalyaan es una sonda modesta, especialmente si se compara con las que la NASA tiene actualmente en Marte, como Curiosity, Mars Reconnaissance Orbiter o la propia MAVEN, que llegará apenas 2 días terrestres antes, en realidad más una demostración de la capacidad de la India para afrontar los retos de un viaje interplanetario que una misión científica, aunque no por ello desprovista de capacidades interesantes, como un detector de Metano atmosférico. A pesar de ello, o posiblemente por eso mismo, el 24 de Septiembre serán momentos de extrema tensión y emoción para todos los implicados en ella, seguramente parecidos al que vivieron en 1965 los integrantes de la misión Mariner 4, la primera sonda que se aproximó a Marte y nos envió las primeras fotografías del ahora tan conocido planeta rojo.

Mangalyann, o como se conoce oficialmente MOM (Mars Orbiter Mission), una heredera de la experiencia adquirida con la sonda lunar Chandrayaan y la primera sonda interplanetaria de la India.

La Deep Space Network de la NASA presta apoyo a Mangalyaan, ofreciendo sus estaciones de seguimiento para permitir a la ISRO tener un contacto constante con este pequeña sonda, como podemos presenciar en tiempo real desde la web DSN Now.

Afrontando por primera vez la aventura de los viajes interplanetarios.

Mars Orbiter Spacecraft Crosses Half Way Mark of its Journey

miércoles, abril 09, 2014

La huella del crimen

El telescopio MPG/ESO del Observatorio La Silla nos descubre el rostro de un "asesino galáctico".

NGC 1316 y NGC 1317 son 2 galaxias situadas a unos 60 millones de años luz de La Tierra, muy cerca una de la otra, pero a pesar de ello muy diferentes. Así, mientras esta última se muestra perfectamente definida la primera muestra un aspecto caótico, lejos de la aparente tranquilidad que transmite su pequeña compañera, algo que puede resultar extraño a primera vista pero que para los astrónomos es una clara señal de que sus respectivas historias han sido muy diferentes a pesar de su vecindad. Una de ellas nos cuenta una vida pacífica, la otra una existencia violenta en que un número indeterminado de pequeñas galaxias han sido engullidas, "asesinadas" por este criminal cósmico, que aún conserva en su rostro las huellas de sus delitos.

Varias "pistas" en la estructura de NGC 1316, observada por el telescopio MPG/ESO de 2,2 metros de La Silla, la delatan. Por ejemplo, tiene varios rastros de caminos de polvo incrustados en un envoltorio de estrellas mucho mayor, y una población de cúmulos globulares estelares inusualmente pequeños, lo que sugiere que ha podido devorar con anterioridad una galaxia espiral rica en polvo, en algún momento hace unos 3.000 millones de años. A su alrededor se extienden diversas colas de polvo y estrellas que han sido arrancadas de sus ubicaciones originales y lanzadas al espacio intergaláctico, lo que muestra el caos gravitatorio originado en las órbitas estelares cuando su "victima" (o víctimas) ya se encontraba muy cerca.

NGC 1316 se conoce también como Fornax A, como forma de remarcar el hecho de que se trata de la fuente emisión en ondas de radio más brillante de la constelación donde la vemos y, de hecho, la 4ª más brillante de todo el cielo, lo que también es una pista, aunque indirecta, de su caracter canival: La fuente de estas emisiones posiblemente es el material que se está precipitando, acelerando y adquiriendo altas temperaturas en el proceso, hacia el agujero negro supermasivo situado en su corazón, y probablemente, ha obtenido combustible extra gracias a la interacción con otras galaxias, lo que explica su intensa actividad.

Aunque podemos acusarla de ser una asesina en serie, en realidad que una galaxia absorva a otras más pequeñas es un proceso relativamente habitual, y nuestra Vía Láctea, cuya tenue y delicada apariencia en nuestro firmamento puede transmitirnos la falsa impresión que ser pacífica e inocente, no está libre de haber devorado a otras galaxias a lo largo de su vida, algunas de las cuales aún pueden detectarse como tenues rastro de aquello que fueron, y otras que posiblemente están empezando su lenta caída hacia el olvido. En la inmensidad del Universo la "ley del más fuerte" marca el destino final de mucho de sus habitantes. NGC 1316 lo fue, otras más pequeñas no. Como se suele decir, así es la vida en la oscuridad Cósmica.

Viajando hasta NCG 1316 Y 1317. Aunque esta primera parece la "mala de la película", posiblemente la ahora tranquila 1317 también tiene cosas que esconder.

Algunas galaxias absorven otras más pequeñas, pero en ocasiones son 2 de tamaño parecido la que se lanzan una contra la otra bajo su gravedad común, generando espectaculares estructuras, nacidas del caos resultante, que podemos observar y que permite reproducir los pasos seguidos en el proceso, a su vez vital para entender el futuro lejano de estas en ocasiones llamados universos-islas.

La Vía Láctea y Andrómeda se dirigen al encuentro uno de la otra. Aunque esta última es mayor, sus tamaños siguen siendo demasiado parecidos para que puede devorar a la primera, por lo que en realidad ambas se fusionarán para formar una galaxia mucho mayor.

Un asesino en serie galáctico