Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

martes, marzo 27, 2012

El infinito ante nuestros ojos


El telescopio VISTA proporciona a los astrónomos la imagen profunda del cielo con mayor ancho de campo jamás creada utilizando luz infrarroja.

Puede parecer una simple fotografía del firmamento, hermosa pero no demasiado relevante, con brillantes estrellas en primer plano y otras mucho más débiles formando un fondo lleno de diminutos puntos de luz. Nada que no hayamos visto en muchas otras imágenes por el estilo. Sin embargo esta percepción posiblemente cambiará de forma radical si se señala un único pero transcendental detalla: Con excepción de las situadas en primer plano, la inmensa mayoría no son estrellas, sino galaxias. Miles y miles de galaxias, hasta un total estimado superior a 200.000, algunas relativamente cerca, otras tan lejanas que las vemos cuando el Universo era mucho más joven, apenas 1000 Millones de años...y cada una de ellas formadas por decenas y cientos de miles de millones de estrellas.

En definitiva, una fotografía que contiene posiblemente la representación más cercana del abstracto concepto del infinito.

Producto del trabajo realizado por el telescopio VISTA, ubicado en el observatorio Paranal, en Chile, y el mayor del mundo dedicado a la observación del cosmos en el infrarrojo cercano, la imagen combina más de seis mil exposiciones distintas con un tiempo total de exposición de 55 horas, tomadas a través de cinco filtros diferentes. El resultado es la imagen infrarroja más profunda (que en "argot" astronómico se refiere a las de tiempo de exposición más largo, ya que esto permite revelar la presencia de objetos muy débiles y lejanos) de su tamaño que existe.

Si ampliamos la fotografía en todo su esplendor y la observamos con detenimiento observaremos un número ingente de objetos rojizos esparcidos entre las galaxias color crema (las más cercanas), y que son galaxias muy remotas vistas cuando el universo sólo tenía una pequeña fracción de su edad actual...su color es debido a la expansión de Universo, que desplaza la luz de los objetos distantes hacia longitudes de onda más largas, causando que la mayor parte de ella se encuentre en la parte infrarroja del espectro cuando llega a la Tierra.

Es por ello que telescopios como el VISTA, que centra sus observaciones en esta parte del espectro, son ideales para crear imágenes en profundidad como estas, y que la astronomía de infrarrojos (como la que realizará el enorme telescopio espacial James Webb) es el eje central para el estudio del Univero lejano y su evolución a lo largo del tiempo.

Quizás lo más curioso es que la región observada, en la constelación del Sextante, corresponde a una parte del cielo casi aparentemente vacía....toda un ejemplo de que no podemos dejarnos engañar por las apariencias, y que incluso el cielo más oscuro esconde, fuera del alcance de nuestros ojos, lo más cercano a la eternidad.

En un cuadrado blanco la zona explorada por VISTA, en la constelación del Sextante, y que como vemos no destaca por disponer una población demasiado destacada...aparentemente, como vemos.

La misma región sobre el cielo estrellado.


Un viaje a las profundidades del Universo más lejano y antiguo.

El telescopio VISTA, en el observatorio Paranal.

La cámara de infrarrojos de tres toneladas de VISTA, responsable de la excepcional imagen, en realidad solo un anticipo de lo que llegará los próximos años, con una visión incluso más profunda.

No hay comentarios: