Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

sábado, marzo 17, 2012

Luchando contra nosotros mismos

Space Fence, el nuevo sistema de rastreo de basura espacial, realiza con éxito sus primeras pruebas.

Es uno de los mayores problemas a los que actualmente debe hacer frente todo tipo de actividad espacial que tenga como escenario las cercanías de La Tierra, algo que resulta especialmente preocupante para una sociedad tecnológica como la nuestra, cuya dependencia con respecto a los satélites de comunicación y navegación (y en menor medida los meteorológicos) es prácticamente absoluta...y es que la nube de objetos que rodea nuestro planeta, desde diminutas partículas de pintura hasta antiguas etapas de impulsión, y que conocemos de forma habitual con el nombre de "Basura espacial", es todo un ejemplo de las consecuencias que suele significar la falta de previsión.

Esto obliga, desde hace varias décadas, a un seguimiento continuo de la posición de los de mayor tamaño que permita adelantarse a cualquier peligro de colisión, y que hoy día resulta especialmente importante para la ISS, que así puede realizar maniobras evasivas cuando existe un peligro potencial...cosa que ocurre en más ocasiones de lo que imaginamos.

Actualmente, y desde los años 60, es el Air Force Space Surveillance System (Sistema de Vigilancia Espacial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos) la que realiza esta importatísima tarea, pero el numero de objetos que puede monitorizar es limitado (unos 20.000) y resulta bastante inexacto, ya que se realiza únicamente desde territorio de los EEUU y por ello el Hemisferio Austral esta fuera de seguimiento.

Por ello, con el objetivo de superar estas limitaciones y ofrecer una cobertura múchisimo más amplia y precisa, Lockheed Martin está realizando las primeras pruebas con el que será el sistema del futuro, y que debería estar plenamente operativo en 2017, el Space Fence (Cerco Espacial). De hecho las primeras demostraciones, realizadas por un prototipo, han resultado todo un éxito, detectando más y más pequeños fragmentos de basura espacial que no el sistema actual.

"El sistema actual tiene la habilidad de rastrear aproximadamente 20.000 objetos, pero hay millones de objetos allí fuera, muchos de los cuales no están siendo seguidos. Space Fence encontrará y catalogará objetos más pequeños que no estamos rastreando en este momento", explica Chip Eschenfelder, portavoz de Lockheed Martin.

Utilizando una nueva red de radares terrestres de banda S ofrecerá datos que cubrirán toda la Bóveda celeste, superando así el "punto ciego" que representaba el Hemisferio Sur, gracias a que dichos radares estarán ubicados en sitios estratégicos alrededor del mundo. Más capacidad de detección y una cobertura global representa sin duda un enorme salto adelante en este terreno.

La puesta en marcha de Space Fance tendrá dos efectos positivos, uno práctico y otro aleccionador...por un lado permitirá una mayor seguridad, tanto para satélites como para vehículos tripulados, especialmente la ISS...por otro, observar con nuestros propios ojos el resultado de tantos años de poco o nulo cuidado en nuestra actividad espacial debería favorecer los esfuerzos, aún limitados, para corregirlo. Al fin y al cabo es nuestro propio futuro el que está en juego.


Space Fence, protegiéndonos....de nosotros mismos.

El prototipo de un nuevo radar comienza a rastrear la basura espacial

No hay comentarios: