En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Un mar de rocas y arena. Sol 785
Curiosa formación geológica vista por la ChemCam en Sol 778.
Panorámica Sol 752

martes, enero 31, 2012

Espías en el cielo

KH-9 HEXAGON, los grandes satélites con los que EEUU vigilaban a la URSS.

La llamada "Guerra fría" fue una época donde la misma necesidad de superar al adversario y adelantarse a sus intenciones impulsó la carrera espacial como jamás hemos vuelto a ver, siendo este enfrentamiento entre bloques antagónicos el motor que llevó a la Humanidad hasta metas que parecían imposibles poco antes...solo así se explica, por ejemplo, que apenas cinco años después de lanzarse el primer satélite artificial se sobrevolara Marte (Mars 1) y Venus (Mariner 2), y que en poco más de una década se pisara la Luna. Un ritmo de acontecimietos impensable en la actualidad, donde todo, y en especial lograr el presupuesto necesario, resulta tarea complicada..

Pero los frutos de esta competición no fueron siempre conocidos por el público, y más allá de las misiones de exploración planetaria, que siempre interesaba darles cobertura mediática (especialmente si tenían éxito, claro está) para restregárselo en la cara al adversario, hubo otra serie de vehículos espaciales, tanto del lado Norteamericano como el Soviético, que por su propia naturaleza fueron mantenidos en secreto durante muchos años, y que solo ahora, con la desclasificación de los documentos, se conocen.

Conocidos como " Big Bird", los KH-9 HEXAGON fueron una serie de 20 satélites (de los que fallo solo uno) de grandes dimensiones (18 x 3 metros) que se lanzaron entre 1971 y 1986, y provistos de una óptica que le permitían obtener fotografías de la superficie de extraodinaria precisión...por un lado su cámara principal, diseñada para tomar imágenes en stereo con una resolución que llegó, en las últimas fases del proyecto, hasta solo 0.6 metros, y por otro la llamada "cámara cartográfica", de resolución algo menor (6 metros) pero que abarcaba zonas amplias del planeta.

Toda esta información no se transmitia por radio, sinó que se registraba en cinta fotográfica que eran enviadas a la Tierra con una serie de cápsulas (En total cada satélite disponia de 4), que tras reentrar en la atmósfera y desplegar su paracaidas, solían ser recuperadas en el aire por aviones o helicópteros especialmente desplegados para ello...lo que no era una operación facil, como demuestra que el envío realizado por el primer HEXAGON acabó en el fondo del Pacífico en 1972

En el habían fotografías de alta resolución de las bases de submarinos y silos de misiles de la Unión Soviética, una carga tan valisa (y tan mantener en secreto) que la Marina de los EEUU llevó a cabo una temeraria misión de rescate mediante su vehiculo para inmersiones profundas Trieste II, que consiguió recuperar la cápsula tras sumergirse hasta los 3 Kilómetros de profundidad.

Este sistema de observación tan avanzado puso en clara ventaja a los EEUU, tal como explica el historiador militar Dwayne A. Day: "A los soviéticos les llevó un promedio de 5 a 10 años para ponerse al día durante la Guerra Fría, y en muchos casos nunca llegaron a igualar las capacidades norteamericanas". Cabe señalar, pero, que a pesar de que su objetivo principal era espiar a los soviéticos, los HEXAGON también realizaron investigaciones de carácter pacífico...así, los 5 y 7 llevaron consigo radares Doppler para medir la densidad atmosférica en las capas altas, mientras que 10 y 12 transportaron pequeños subsatélites científicos.

El programa KH-9 HEXAGON llegó a su final en 1986, con el lanzamiento del KH9-20, que fue, precisamente, el único que falló de todos ellos, y tras lo cual cayó un tupido velo de secretismo que acabó el pasado 17 de Septiembre, cuando los documentos sobre este proyectos fueron desclasificados, junto a los de los también hasta ese momento secretos KH-7 GAMBIT y KH-8 GAMBIT 3. Fueron los ojos de EEUU en una guerra sin batallas, donde cada bando intentó llevar hasta el límite su capacidad tecnológica para superar al rival y ir más allá...una historia que se extendió durante décadas y algunas de cuyas páginas justo ahora estamos empezando a conocer.

Un KH-9 Hexagon en pleno proceso de ensamblaje.

El módulo de impulsión.

El vehículo de transporte de los KH-9 Hexagon entrando en una autopista...ninguno de los otros conductores podía imaginar cual era su cargamento.

Las cuatro cápsulas de retorno.

Una de ellas en pleno retorno a la Tierra y justo antes de ser recuperado.

Declassified US Spy Satellites Reveal Rare Look at Secret Cold War Space Program

lunes, enero 30, 2012

Emisarios marcianos

Confirmado el origen marciano de los meteoritos encontrado en Marruecos el pasado Diciembre.

Muchos fueron los que recibieron regalos las pasadas fiestas navideñas...y para aquellos que estudian Marte y la posibilidad de que la vida exista o hubiera existido alguna vez en el sin duda Diciembre de 2011 terminó con el hallazgo del mejor regalo posible: Pequeños trozos del planeta Rojo en La Tierra. Buscados en territorio de Marruecos desde que se observó la entrada y desintegración de un gran meteoro en Julio, los análisis determinaron pronto que las huellas químicas de estos restos y el del aire marciano coinciden, delantando su origen.

Puede resultar sorprendente para muchos, pero lo cierto es que meteoritos de origen caen en La Tierra a un ritmo estimado de uno cada 50 años...el hecho de que la gravedad marciana es apenas un tercio de la terrestre hace más facil que un gran
impacto proyecte restos hacia el espacio (por ejemplo existen evidencias, como la llamada "dicotomía de la corteza", de que posiblemente Marte fué golpeado por un gran asteroide hace varios miles de millones de años), permaneciendo en órbita solar durante millones de años. Hasta que algunos de ellos se cruzan con nuestro planeta.

Uno de ellos, por ejemplo, es el famoso ALH 84001, encontrado en 1984 en la Antártida y que tanto dio que hablar por sus supestos fósiles de antigua vida marciana. En el caso de los hallazgos en grupo, es el 5º con un origen marciano confirmado, trás los de Francía (1815), India (1865), Egipto (1911) y Nigera (1962).

Sin embargo los recien encontrados en Marruecos son únicos por una razón: El cuerpo original llegó a La Tierra hace apenas 6 meses, en claro contraste con los anteriores, encontrados de forma casual y que pueden haber estado entre nosotros desde hace siglos, milenos o incluso más tiempo. Eso significa que, a diferencia de estos últimos, no tuvo tiempo de contaminarse con la vida terrestre, lo que significa que representa una muestra "limpia" y que, por tanto, ofrece la seguridad de que si se encontrara algo inesperado (y por "algo" entendemos señales biológicas) sería de origen marciano...

¿Es posible? Steve Squyres, Investigador principal del la misión MERs (Spirit y Opportunity) no se muestra demasiado emocionado, que considera que estas rocas duras, ígneas y volcánicas, no son las mejores para buscar indicios de agua o vida. Otras de tipo más blando serían mucho mejores, añade, pero es improbable que estas sobrevivan a la entrada en la atmósfera.


El ex-jefe de ciencias de la NASA, Alan Stern, se muestra más optimista: "Es bueno que Marte envíe muestras a la Tierra, en particular cuando nuestros bolsillos están demasiado vacíos y no podemos obtenerlas nosotros mismos"...al menos hasta que no tengamos la capacidad de coger muestras y traerlas a nuestro planeta, estos meteoritos son la mejor manera de estudiarlo de cerca. Ciertamente hemos enviado vehículos con capacidad de analizar el terreno, incluido a Curiosity, pero es evidente que, por complejo y avanzado que sea su equipo, nunca podrán estar a la altura de lo que pueden ofrecer los laboratorios terrestres.

En cualquier caso es un hallazgo más que notable, y todo un regalo para los astrónomos y estudiosos del planeta rojo...

El famoso ALH84001 encontrado en la Antártida en 1984 y que se hizo famoso con el anuncio (que se demostró prematuro) de que se habían encontrado señales de antiguos fósiles marcianos. Al igual que muchos otros resultó proyectado al espacio por algún gran impacto y terminó en La Tierra trás permanecer largo tiempo en órbita solar.

Existe una gran diferencia entre ambos hemisferios, con una corteza mucho más delgada en el Norte que no en Sur...una de las explicaciones con mayor fuerza es que Marte, durante su juventud, fue golpeado por un gran asteroide, lo que explicaría la gran cantidad de restos de origen marciano que llegan a nuestro planeta.

Un visitante marciano

domingo, enero 29, 2012

Llamaradas en el horizonte


La gran protagonista de la semana, el grupo de manchas 1402, cuya frenética actividad dejó trás de si la formación y llegada a La Tierra de diversas tormentas solares (incluida la más potente en los últimos años), se aleja de nuestro campo de visión fruto de la rotación del Sol, y posiblemente se despide de nosotros de forma definitiva, ya que dificilmente ninguna sobrevive los aproximadamente 27 días que tarda nuestra estrella en completar un giro sobre si misma. Pero lo hace a lo grande...

A las 18:37 UT del pasado 27 de Enero el Solar Dynamics Observatory captó, como puede verse en el video superior, la aparición de una nueva llamarada procedente de 1402, en ese momento situada ya casi por detrás del horizonte, cuya intensidad la situó dentro de las de mayor tamaño, aunque sin representar riesgo alguno para La Tierra al no estar orientada directamente hacia ella. La tormenta nos alcanzó de forma indirecta, con una categoría S1 (es decir, la más baja) por lo que no representó riesgo alguno.

Las llamaradas o erupciones son fruto de la ruptura de las lineas del campo magnético solar que se acumulan hasta un punto crítico en las manchas solares (que de hecho son el fruto, no la causa, de tal situación)...esto provoca la liberación de una cantidad enorme de energía acumulada, calentando plasma a decenas de millones de grados kelvin y acelerando los electrones, protones e iones más pesados a velocidades cercanas a la de la luz, todo acompañado de la emisión de radiación electromagnética en todo el espectro, desde Radio hasta Rayos Gamma y Rayos X.

Estas se dividen en 5 categorías, de la A a la X ( de menor a mayor potencia), y cada una de ellas dividida de 1 a 9, y hace referencia al nivel energetico en forma de Rayos X que llega a la altura de nuestro planeta medido en Vatios por metro cuadrado (W/m2)...la protagonista de esta historia llegó a X2 (2 x 10-4 W/m2), es decir en lo más alto de la calsificación, aunque en la parte baja dentro de ella. Aún así fue una erupción extremadamente intensa.

De momento, pero, el titulo de la llamarada más intensa sigue en manos de la ocurrida el 4 de noviembre de 2003, y que alcanzó una categoría entre X40 y X4.5 (4 y 4,5 W/m2)...pero lejos de la mayor conocida por la Humanidad, que se inició el 1 de Septiembre de 1859 y pasó a la historia como el Evento Carrington o "Supertormenta Solar", provocando Auroras tan brillantes que permitían leer en la oscuridad y el colapso de sistemas de comunicación como el telégrafo, que registró incendios y fenómenos tan curiosos como que alguno de ellos siguieran funcionando incluso después de ser desconectados debido a la sobrecarga energética.

La CME generada por esta erupción, esta vez siguiendo una dirección que no pasa por la Tierra.


Una pequeña guia sobre llamaradas solares, su formación, clasificación y efecto sobre nuestra civilización.

“Bad Boy” Sunspot Unleashes Powerful X-Class Flare

sábado, enero 28, 2012

Parecidos razonables

Las dos son imágenes tomadas con radar, ambas nos muestran estructuras similares, cada una de ellas procede de mundos tan opuestos como el día y la noche pero que al mismo tiempo resultan más parecidos entre si que con cualquier otro mundo del Sistema Solar...

La primera corresponde a una de las cuencas fluviales más grandes de La Tierra, la del río Congo, que con 4.374 kilómetros, recorre las selváticas tierras de África Central antés de desenbocar en el Atlántico...tomada por el Envisat podemos observar el curso de las aguas en color negro, debido que la superfície plana del agua dispersa las ondas de radar, mientras el terreno circundante, más accidentado, se hace aquí visible con todo detalle.

La segunda, tomada por el radar de la sonda Cassini durante su 28º paso por las cercanias de Titán, muestra una región del polo Norte...el Metano y Etano líquido, que se comportan en estas condiciones de bajísima temperatura como lo hace en la Tierra, ha excavado aquí un sistema fluvial que desemboca en un gran lago, en lo que no deja de ser una réplica, "en frío", de lo que vemos en nuestro planeta.

Cuando Cassini observó está región el 10 de Abril de 2010, no se observó signos de que en este momento hubiera líquido fluiendo en ellos, y las zonas oscuras eran producidos por los finos sedimientos dipositados, cuya suavidad produce el mismo efecto en las ondas de radar...podrían compararse com los cauces secos que podemos encontrar en zonas desérticas, donde el agua solo aparece de forma episódica.

En ambos casos, pués, vemos exactamente el mismo proceso fluvial, que a su vez forma parte de un ciclo hidrológico similar...evaporación, condensación, lluvia, erosión, rios, mares y nuevamente, iniciando otra vez el ciclo, evaporación. Son los parecidos razonables entre La Tierra y Titán, dos mundos opuestos pero al mismo tiempo asombrosamente parecidos, incluso más de lo que Marte puede serlo de esta primera...ciertamente si no estuviera tan y tan lejos quizás sería un objetivos de estudio incluso más interesante que el planeta Rojo.

Otros parecidos razonables entre La Tierra y Titán. Arriba: Reflejos del Sol en el mar. Abajo: Nubes de lluvia.

viernes, enero 27, 2012

Una rutina maravillosa

Anunciados nuevos descubrimientos del telescopio espacial Kepler: 26 planetas y 11 sistemas.

Se está convirtiendo en una cosa casi rutinaria, y ocurren en tal cantidad que nos puede parecer lo más normal del mundo, algo que forma parte de la normalidad astronómica desde hace tiempo...aunque en realidad apenas haga dos años que estamos viviendo esta etapa de descubrimientos a gran escala, justo el tiempo que lleva el telescopio Kepler trabajando sin descanso en la búsqueda de mundos más allá del Sol con resultados que han superado ya todas las espectativas, y que hace que podamos considerarlo como el ingenio espacial que cambió para siempre la concepción de la Galaxia y de nuestra propia posición en ella.

Nos llega ahora un nuevo "pack" de descubrimientos, no muy diferentes a los anteriores pero no por ello menos espectaculares: 26 planetas confirmados repartidos entre 11 Sistemas planetarios (cada uno con dos y uno con cinco), con tamaños que parece que se mueven entre apenas 1.5 veces el de La Tierra hasta mayores que Júpiter, aunque estó último aún necesitará nuevas observaciones para confirmarlo y deducir, así, las posibles condiciones climáticas que podrían reinar en cada uno de ellos.

Igualmente, aparte de los confirmados, se registró también en estos sistemas 9 "candidatos", posibles mundos cuya existencia aún debe ser confirmada, por lo que la cifra final aún podría ser superior.

Cabe destacar la extraodinaria precisión de los datos enviados por Kepler, que permite no solo detectar las ligerísimas variaciones de luminosidad que el paso de un planeta por delante de su estrella genera sinó delatar la influencia gravitatoria de un compañero invisible, lo que se convierte en un eficaz método complementario de búsqueda que ayuda a entender su tremendo éxito..así, un planeta solitario completará su órbita en ciclos regulares, casi como un reloj, pero si hay otros que lo acompañen presentará ligeras fluctuaciones en el tiempo transcurrido entre cada paso. Una diferencia realmente microscópica, pero que este avanzado "cazador de mundos" es capaz de captar.

Con estos últimos hallazgos elevan a más de 60 los planetas confirmados por Kepler más allá de toda duda, a los que se le suman 2100 candidatos que esperan nuevas observaciones para confirmar (o rechazar) su existencia...todo ello entre las 150.000 estrellas a las que mantiene bajo vigilancia constante. Si tenemos en cuenta que son solo una mínima fracción del total de nuestra galaxia, y que de ellas, dado que el plano orbital de un planeta alrededor de su estrella con respecto a La Tierra puede ser completamente aleatorio, únicamente una mínima fracción puede ofrecernos tránsitos por delante de su Sol, esta cifra resulta extraodinaria y nos permite intuir hasta que punto esta el Universo lleno de mundos por descubrir.

Algo que se está convirtiendo en una rutina...una ciertamente maravillosa.

Los recientes sistemas descubiertos por Kepler...en Verde los planetas confirmandos, en Violeta los que aún esperan serlo.


El cazador de mundos visibles e invisibles...Kepler busca mundos situados en otras estrellas mediante el método de "transito", observando el descenso de la luminosidad que estos provocan al pasar entre su Sol y nosotros. Estos ocurren de forma regular...excepto cuando existen otros planetas además de el, lo que se traduce en ligeras variaciones en los tiempos de paso, pues la influencia gravitatoria afecta su órbita.

Aunque es una imágen que hemos visto en muchos otros post dedicados a Kepler, nunca está de más recordar que todo ese mar de mundos que esta descubriendo corresponden a una región mínima de la Galaxia, apenas 150.000 estrellas de 200.000 millones...si extrapolamos las cifras, la cantidad de planetas que existen en nuestra ciudad planetaria resulta casi inimaginable.

NASA's Kepler Announces 11 Planetary Systems Hosting 26 Planets

jueves, enero 26, 2012

Un mar de luz

La tormenta se fue tan rápido como había llegado, y lo hizo sin causar problemas a los satélites de comunicación ni a ningún sistema electrónico terrestre, pero dejando tras de si una hermoso rastro de luces y color en forma de Auroras, en especial en zonas como Escandinavia, donde el fenómeno celeste hizo acto de presencia con una intensidad, duración y espectacularidad que pocos recuerdan haber vivido con anterioridad, para asombro y deleite de todos los aficionados a observarlas y dejar constancia de su paso en forma de fotografías de gran belleza.

"Fue una de las mejores auroras boreales que nunca he visto, y me refiero jamás en más de 5000 horas sobre el hielo. Fue, en pocas palabras, realmente espectacular, y su recuerdo vivirá conmigo el resto de mi vida", explicó Andy Keen, de Inari, Finlandia. Algo que comparte Chad Blakely, del Abisko National Park, en Suecia:"Ocho turistas y yo fuimos invitados a uno de los espectáculos más maravillosas que he visto. Las Auroras comenzaron cuando estábamos cenando y continuaron hasta las primeras horas de la mañana. Las palabras no pueden describir la emoción que compartimos". Son solo dos ejemplos de muchos...

Todo empezó a las 15:09 UTC del pasado 24 de Enero, cuando la CME, la ola de partículas y radiación que había emergido del Sol un día antes, colisionó con el campo magnético terrestre, dando inicio a una tormenta geomagnética que estuvo en activo hasta hoy.

Siguiendo las linias magnéticas parte de dichas partículas se dirigieron hacia los polos, colisionando con los átomos y moléculas de las capas altas de nuestra atmósfera y transmitiéndoles su energía...un estado muy inestable que terminó con la expulsión de ese exceso de energía en forma de Fotones de luz, que es, precisamente, lo que capta nuestros ojos en forma de Auroras, y donde cada color corresponde a un elementos químico concreto.

Más allá de esta explicación científica las Auroras son un fenómeno celeste de belleza casi mágica, hasta hace poco rodeadas de mitos y leyendas de todo tipo que quizás nunca han terminado por desaparecer del todo...y viéndolas bailar en el firmamento con su fantasmal pero brillante apariencia resulta fácil entender el porqué.


La llegada de la CME y su impacto contra el campo magnético terrestre ocurrió a las 15:09 UTC, registrándose las fluctuaciones de este último, que vibró como una campana al recibir el golpe.


miércoles, enero 25, 2012

Un sueño sin final

Opportunity cumple 8 años en Marte con buena salud y dispuesto a seguir haciendo historia.

Fue una larga noche, llena de nervios mientras se consumían los últimos minutos antes de la llegada al planeta rojo y donde, hecho todo lo humanamente posible para asegurar el éxito, solo quedaba esperar y que los sistemas de abordo, que asumían en esta fase final el control total, cumplieran su cometido, y lo llevaran sano y salvo hasta la superficie...tres semanas antes su hermano gemelo Spirit lo había logrado, pero estaba sufriendo graves problemas con su memoria que amenazaban su futuro (aunque al final se superaron), por lo que la llegada de Opportunity tenía, además, ese punto de dramatismo que significaba el hecho de que quizás nos jugábamos el futuro de la exploración marciana a corto plazo en una segundo y última intento...

Y Opportunity no falló...aterrizó sin problemas en Meridiani Planum, y como si fuera un maravilloso anticipo de su triunfal carrera, terminó en el interior de un pequeño cráter solitario, posteriormente llamado Eagle, no mucho mayor que el propio Rover, y ademas a pocos metros de un extraodinario afloramiento rocoso...fue lo que, en términos propios del Golf, podríamos llamar un "Hoyo en uno" interplanetario. Los científicos de la misión, que esperaban, siendo optimistas, poder encontrar algo así en unas semanas, nunca han terminado de asombrarse de semejante golpe de suerte...

Lo que siguió fue un viaje maravilloso, primero al cercano Endurance, de 250 metros, donde realizó la primera incursión en el interior de un cráter, a la que seguiría, tras pasar por Erebus, la llagada a Victoria en 2006,con sus 800 metros de diámetro...una ventana abierta al pasado de Marte donde donde permaneció dos años, y en el que, como en el ya mencionado Endurance, realizo una arriesgada incursión durante un años. Finalmente, en 2009, iniciaría la mayor de sus aventuras, una carrera hacia el lejano cráter Endeavour, situado a más de 20 Kilómetros de distancia, odisea imposible cuyo éxito final es todo un símbolo tanta de la tenaz resistencia de este increíble explorador como del extraodinario trabajo realizado por todos los implicados en el proyecto.

Trampas de arena, peligrosos obstáculos, grandes tormentas de polvo, problemas técnicos, temperaturas gélidas, radiación...nada de eso a frenado a Opportunity, con algunos problemas mecánicos, inevitables teniendo en cuenta los años que lleva en activo, pero que sigue gozando de una buena salud en términos generales, en su camino a través del planeta rojo. Actualmente permanece estacionado en Greeley Haven, una elevación en el borde de Endeavour, a la espera que el paso de Invierno y la llegada de días más luminosos vuelvan a darle la energía suficiente para seguir avanzando...mientras nos sigue enviando maravillosas panorámicas que son, en si misma, la imagen de su triunfo sobre la adversidad..

La llegada, el próximo 8 de Agosto, de Curiosity, hará, y es comprensible, que quede relegado a un segundo plano de atención, convertido de golpe en el "hermano pobre" del gigante recién llegado...pero para todos aquellos que vivimos su llegada en 2004, Opportunity es y seguirá siendo durante mucho tiempo el símbolo máximo de lo que representa la exploración de Marte...aventura, emoción, lucha, trabajo y cierta dosis de fortuna. Y que sigas así durante mucho, mucho tiempo.

Opportunity en las instalaciones del JPL, en los preparativos finales antes de ser transportado a la rampa de lanzamiento.

Aproximación de Opportunity a Marte.


La llegada a Marte...minutos de tensión y alegría.

Los señales de un aterrizaje peligroso pero afortunado captado por la Mars Recconaissance Orbiter...puede apreciarse la fortuna que lo acompaño, terminando en el interior de un pequeño crater en medio de un paisaje carente de otros accidentes geográficos

La primera imágen enviada por Opportunity al abrir sus ojos....un estrato de rocas que nunca se había visto en ninguna misión anterior, y cuyo examen reveló los primeros indicios claros de la antigua presencia de agua líquida en esa zona. Un golpe de fortuna realmente espectacular.

Opportunity se aleja de Eagle...atrás queda la cápsula protectora dentro de la cual aterrizo, protegido por AirBags. Detrás de ella se observa los estratos rocosos que fueron el primer objeto de estudio de la misión

Sombras sobre Marte


El cráter Endurance fue el primer gran objetivo, entrando en su interior para observar las capas estratificadas que aparecen en la imagen inferior. En la superior formaciones nubosas por encima de el.

Una imágen inédita...el escudo protector que le protegió durante su entrada en la atmósfera, para posteriormente separarse de el y precipitarse contra la superficie.

Opportunity sobre Cape Verde, en el crater Victoria, en una composición que permite apreciar la escala de tamaños...poco después el rover entraría en el interior bajando por la rampa que vemos en primer término.

A lo largo del camino se encontraron con zonas realmente interesantes.

Con el paso del tiempo las capacidades de Opportunity han ido mejorando gracias a la actualización de su Software, la más importante la de decidir por si mismo alterar su camino para esquivar un obstáculo.

Un meteorito en la llanura.

La Mars Recconaissance Orbiter tiene suficiente potencia para observar a Opportunity, cosa que permite no solo seguirlo en su camino sino también ayudar a los técnicos a trazar su camino y elegir objetivos interesantes. En la imagen superior el rover en el borde de Victoria, en la inferior cruzando una zona llena de pequeñas dunas.

Tormentas de polvo a escala planetaria y trampas de arena, duros obstáculos pero no lo suficiente como para detener a Opportunity.

Lleno de polvo pero con ganas de continuar avanzando...Opportunity se mantiene actualmente en el borde de Endeavour. Si todo va bien en un par de meses volverá a ponerse en movimiento.