En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

La Luna Fobos, la más cercana a su planeta de todo el Sitema Solar, brillando en la noche marciana. Sol 784
Amanecer en las laderas de Aeolis Mons.Sol 792

martes, febrero 26, 2013

El vuelo del cazador

La India lanza 7 nuevos satélites, incluido en pequeño "caza-asteroides" NEOSSat canadiense.

En ocasiones se producen curiosas coincidencias, y lo que no deja de ser un pequeño pero más que destacable proyecto de la Agencia espacial Canadiense, cuyo diseño y contrucción empezó mucho antes de que un pequeño y desconocido asteroide explotara sobre los cielos de Siberia con una potencia solo superada por el acontecimiento de Tunguska, hace más de 100 años, y otra realizara la mayor aproximación de una conocido de las últimas décadas, adquirió una inesperada notoriedad a causa de todo ello. Y es que el lanzamiento del primer satélite diseñado específicamente para rastrear asteroides (y basura espacial) no podía coincidir en un momento donde este tema estuviera tanto de actualidad como el que estamos viviendo las últimas semanas.

El pasado 25 de Febrero, a las 12:31 UTC, despegaba desde el Satish Dhawan Space Centre, en Sriharikota, India, un cohete lanzadera PSLV (Polar Satellite Launch Vehicle) con 7 pequeños satélites en su interior, entre ellos NEOSSat (Near-Earth Object Surveillance Satellite). Todos ellos se desplegaron con éxito en sus respectivas órbitas, que en el caso de este último se situará de forma definitiva a unos 800 Kilómetros de altura, desde donde iniciará su tarea de vigilancia.

Con un pequeño telescopio de unos 15 centímetros de diámetro, NEOSSat no tiene la capacidad de observar asteroides muy pequeños y débiles, como fue el caso de 2012 DA14, sino que su mirada se centrará en localizar asteroides de cierto tamaño que se mueven cerca del Sol, y por tanto son difíciles de detectar por los observatorios terrestres. Este es el caso de los Apolo (también conocidos como Atira), cuyas órbitas se mueven siempre por el interior de la terrestre, y los Atenas, sin duda los más peligrosos, ya que a diferencia de los primeros, en ocasiones llegan a cruzar la órbita de La Tierra. Y al proceder del interior, no del exterior del Sistema Solar, pueden tomarnos por sorpresa, ocultos en el resplandor de nuestra estrella, tal como parece que ocurrió con el que explotó en los cielos de Siberia.

Por tanto, aunque no está diseñado con este objetivo, sin duda reducirá, aunque sea en un pequeño porcentaje la posibilidad de ser golpeados por objetos desconocidos, pero su meta real es mejorar nuestro conocimiento de los asteroides Apolo y Atenas, su tamaño, número y distribución. Igualmente posibles descubrimientos de grandes asteroides de esta clase relativamente cerca de La Tierra podrían añadir futuros objetivos para la exploración robótica o humana, e incluso, en un futuro más lejano, para su explotación, como pretenden diversas empresas que han hecho acto de presencia recientemente.

No podemos terminar sin mencionar los otros satélites lanzados junto con NEOSSat, algunos realmente curiosos:

- SARAL (Satellite with ARgos and ALtiK): Proyecto conjunto entre la India y Francia. Destinado a la observación de La Tierra y más específicamente de los océanos y cambios en su altura.

- BRITE (BRIght Target Explore): 2 pequeños minisatélites de apenas 7 Kilogramos de masa cada uno, provistos de los telescopios más pequeños lanzados jamás al espacio. Tienen como objetivo monitorizar el brillo de las estrellas de nuestra bóveda celeste y como su brillo cambia con el tiempo.

- SAPPHIRE: El primer satélite militar de Canadá, destinado a monitorizar la basura especial y los satélites situados entre los 6.000 y 40.000 Kilómetros de La Tierra.

- AAUSAT3: Un pequeño satélite científico diseñado y construido por estudiantes de la
Aalborg University, Dinamarca.

- STRaND-1: (Surrey Training Research and Nanosatellite Demonstration-1): Sin duda el más curioso de todos, construido a partir de un Smartphone y operado por Google Nexus One y Android.

Lanzamiento del PSLV desde Sriharikota, con sus 7 pequeños satélites.

NEOSSat, el buscador de asteroides.

STRaND-1, el primer smartphone orbital.

El pequeño AAUSAT3, construido por estudiantes daneses como forma de llevar sus conocimientos técnicos mucho más allá de lo que podría ofrecer cualquier clase en tierra.

SARAL, un proyecto Indio-francés para estudiar los océanos y la atmósfera.

SAPPHIRE, el primer satélite militar de Canada, que se añadirá a la Space Surveillance System de los EEUU.

Uno de los 2 minisatélites BRITE, que observará la luz de las estrellas del firmamento y monitorizará los cambios de brillo a lo largo del tiempo.

Los asteroides Atenas son especialmente peligrosos, ya que se mueven la mayor parte del tiempo por el interior de la órbita terrestre, y por tanto pueden pasar desapercibidos escondidos entre el resplandor del Sol. Es uno de los grandes objetivos de NEOSSat.

Asteroid Hunter: An Interview with NEOSSat Scientist Alan Hildebrand

Indian Rocket Launches Asteroid-Hunting Satellite, Tiny Space Telescopes

1 comentario:

Anónimo dijo...

grande la India la agencia espacial de ese país esta dejando muy en alto el gentilicio hindú a nivel internacional esperemos a que todo salga bien en la misión que tienen planeada enviar a Marte este año ya que la sonda lleva un sensor de metano que bien pudiera antes que la Nasa dilucidar si el origen de este gas es biológico o geológico,ademas que podría servir en su debido momento si se diera el caso y si la Nasa se lo pide,como enlace con los rover que tiene la Nasa en la superficie aliviando el trabajo de la Mars Oddisey y la MRO.