En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

En las arenas de Aeolis Mons. Cámara MAHLI. Sol 803
Examinando el terreno con el APXS. Sol 813
Cámara MAHLI. Sol 814 http://i.imgur.com/s7z94CF.jpg

viernes, marzo 01, 2013

El doble cerebro del gran rover

Curiosity activa el ordenador de reserva en respuesta a problemas con la memoria del hasta ahora principal.

Ten siempre por duplicado cada uno de los elementos vitales de un vehículo espacial, ya que así tienes un margen para afrontar y solucionar un problema, o en el peor de los casos, si existe un fallo total en uno de ellos siempre tendrás otro de reserva que pueda remplazarlo. Esta es una máxima que se cumple en muchas sondas exploradoras, especialmente en aquello más sensible, sus sistemas informáticos, que solemos encontrar de forma redundante para afrontar situaciones en que la pérdida de uno, o simplemente la aparición de problemas que necesitan tiempo para solucionarse, se puede superar activando el otro. Y Curiosity, por suerte, no es una excepción.

El pasado Miercoles en gran rover dio señales señales de que algo no terminaba de funcionar como era debido, dejando de enviar los datos científicos previstos, aunque manteniendo en todo momento en contacto y enviando la habitual información sobre el estado de sus sistemas. Esta, junto con las simulaciones informáticas realizadas en el JPL, señalaron daños en la memoria flash del ordenado principal (A-side),lo que impidió que cambiara al habitual modo "sleep" cuando estaba previsto.


Con Curiosity puesto en modo seguro (es decir, con su actividad la mínimo) se activó el B-side, el sistema informático de reserva, aunque en realidad ambos son practicamente indénticos (estuvo activo la mayor parte del vuelo entre La Tierra y Marte, siendo rempladado por A poco antes del aterrizaje) y preparados para realizar las mismas tareas. Con B ahora al mando se espera reanudar las actividades cientifica en unos pocos días, incluido los análisis del material que ya se encuentra en SAM y CheMin, por lo que tendremos que tener un poco de paciencia.

Mientras esto ocurre el equipo de resolución de anomalías, liderado por el ingeniero Magdy Bareh, están ya trabajado para determinar la mejor manera de restaurar el A-side, que una vez esté de nuevo recuperado ocupará el lugar de B-side como "copia de seguridad" ante futuros problemas de este último. 

Estos problemas nos recuerdan que, a pesar de que están construidos de forma tan robusta como es posible, los exploradores robóticos no dejan de ser vehículos complejos y, por eso mismo, delicados, situación que se complica por las duras condiciones que deben afrontar. Que, a pesar de todo ello, estas sean capaces de funcionar durante años (y que en el caso de Opportunity sea casi un regalo del destino), y su capacidad de adaptarse a diversas situaciones, demuestra el excelente trabajo realizado por sus diseñadores

La Mars Odyssey realizó recientemente un cambio parecido al de Curiosity, pasando del A al B-Side, aunque en este caso por precuación ante los síntomas de desgaste del primero, que quedó en reserva para afrontar futuros problemas.

El RAD750, construido por British Aerospac, conforma el "cerebro" de Curiosity, así como de LRO, Mars Reconnaissance Orbiter, Juno, Kepler, Fermi y Solar Dynamic Observatory, siendo el preferidopor los diseñadores de vehículos espaciales. Aunque no es especialmente potente (el IPhone 4S lo es bastante más) está específicamente diseñado para afrontar las duras condiciones espaciales.

Computer Swap on Curiosity Rover