En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Una interesante esfera de material, de un 1 Centímetro de diámetro, observada en Sol 746. Posiblemente lo que se conoce como una "blueberrie",acumulación esférica de materia formada en el interior de masas sedimentarias.
Sol 751. Inumerables capas estratificadas y esférulas, posible indicio de antiga actividad acuática o geotermal.
Un "castillo" de rocas y estratos. Sol 748

sábado, marzo 02, 2013

Un camino nunca fácil

La nave Dragón en camino hacia la ISS después de un accidentado lanzamiento.

Era la 2ª misión de un vehículo privado (aunque nunca hay que olvidar que en estos primeros pasos recibe un gran apoyo financiero y técnico de la NASA, sin que esto reste mérito a los logros de Space X) hacia la ISS, el que en cierta forma, después de histórico primer vuelo, significaba la confirmación definitiva de esta joven compañía como una de los pilares que deben ayudar a mantener en activo a la gran estación espacial, un signo de que los tiempos están cambiado y que lentamente otros jugadores, y ya no solo las Agencias espaciales estatales, están labrando su propio camino hacia las estrellas. El futuro imaginado hace tiempo es ya, guste o no, una realidad.

Pero es un camino siempre lleno de dificultades, inevitables en algo tan complejo y exigente como los vuelos espaciales, donde el más pequeño fallo puede representar la frontera entre el éxito y el fracaso...una frontera que la Dragón estuvo a punto de cruzar. Poco después de separarse del cohete Falcon 9 un fallo en una válvula de los propulsores Draco provocó que 3 de los 4 conjuntos de propulsores quedaron desactivados, lo que dejaba su misión al borde del abismo, ya que se necesitan al menos 2 de ellos para poder elevar la órbita lo necesario para ir al encuentro de la ISS. Además esto obligó a abortar el despliegue de los paneles solares que deben suministrar la energía necesaria a los sistemas de la nave.

Un retorno accidentado a La Tierra sin haber cumplido su misión parecía estar a la vuelta de la esquina, sin duda un golpe importante para algo tan en sus inicios, y por tanto aún con pilares poco sólidos, como es el ceder a la iniciativa privada aspectos tan vitales en la carrera espacial como el asergurar los suministros a la ISS.

Sin embargo el frenético trabajo desde el control de tierra terminó dando sus frutos, desbloqueando los controles de seguridad y permitiendo activar 2 conjuntos de propulsores, que era el mínimo necesario para realizar el viaje hacia la ISS, a lo que se añadió el despliegue de los paneles solares. Finalmente se confirmó por parte de Space X que los 4 conjuntos de propulsores funcionaban de nuevo y que la nave estaba plenamente operativa, a la espera de completar una serie de comprobaciones de los sistemas.

Aunque inicialmente se esperaba que Dragón llegara hasta la ISS este mismo Sábado ahora se apunta para este Domingo si Space X y la NASA determinan que la nave ya esta lista para ello, aunque es posible que se retrase hasta el Lunes. Llegar unas horas más tarde, aunque nunca es algo positivo, es sin duda un mal menor si tenemos en cuenta que lo que podría haber ocurrido.

La nave Dragón, ahora mismo la personificación de la carrera espacial privada y que debe tener, junto con otras en camino, un papel clave en el acceso a la órbita terrestre y quizás, en un futuro a medio plazo, más allá.

Dragón ya instalado en la cima del cohete Falcon 9, el otro gran logro de Space X y con el cual se convierte en la primera compañía privada en disponer de la capacidad de llegar al espacio por si misma.

Espectacular vídeo del lanzamiento de Dragón. Los problemas, ahora parece que solucionados, empezaron poco después de la separación.

El vuelo de Dragón visto desde un avión sobre Orlando.

See inside SpaceX's passenger-carrying Dragon space capsule in this SPACE.com infographic.
Infografía: La nave Dragón, actualmente utilizada como nave automática de transporte para la ISS y que en el futuro podría transportar también tripulantes.

Space X

Lanzamiento Falcon 9 (Dragon CRS-2/SpX-2)