Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

sábado, mayo 13, 2017

Crónicas de una despedida (14): Tormentas de Verano

Una última mirada a la creciente actividad nubosa del hemisferio norte de Titán.

Cassini se encuentra ya afrontando las órbitas finales antes de su destrucción, pero aún tiene tiempo, en los momentos en que estas lo alejan del planeta, de girar la mirada hacia sus innumerables lunas, las que tiempo atrás fueron sus compañeras de viaje. Así lo hizo el pasado 7 de Mayo, cuando se situó a 488.000 Kilómetros de la mayor de ellas, la gigante de tonos naranjas que tantas sorpresas y maravillas parece esconder. Una distancia considerable, pero teniendo en cuenta que es mucho mayor que La Luna o incluso que Mercurio, suficientemente cerca para observarla con un detalle más que notable. Y nuevamente no decepcionó.

La aparición de nubes de metano no es un fenómeno desconocido en absoluto, y desde principios de 2016, con la llegada de la luz solar hasta en ese momento sumergidas por la larga noche invernal tierras del hemisferio norte, allí donde se concentran los grandes mares de Titán, estás se estaban haciendo más habituales. Por eso se quería seguir monitorizando lo que fuera ocurriendo a medida que el solsticio de Verano se aproximara, aunque fuera desde la lejanía. Y ciertamente el esfuerzo se demuestra justificado, ya que lo que observó Cassini fue una de las mayores concentración de nubes vista a lo largo de sus ya 13 años de misión, un auténtico estallido de actividad en forma de varias y extensas bandas nubosas, acompañadas de algunas más aisladas.

La repentina aparición de una actividad tan frenética en las latitudes medias del hemisferio norte es ciertamente intrigante, especialmente cuando el Verano Septentrional se encuentra a solo varias semanas de distancia. La compleja meteorología de Titán en todo su esplendor. Y un recordatorio, otro más, de que hemos descubierto muchas cosas, pero quedan muchas otras que posiblemente nunca tendrán respuesta, al menos en un futuro previsible. En poco más de 100 días Cassini dejará de existir, y con ello se cerrarán las puertas a estos mundos extraordinarios. Las tormentas de Verano de Titán rugirán sobre sus costas y mares, pero ya no estaremos ahí para verlo.

Realzando al máximo las imágenes, es posible discernir detalles de las formaciones nubosas recientemente aparecidas en Titán, enormes bandas de nubes de Metano que abarcan grandes zonas del hemisferio norte. Es una de los estallidos de actividad de este tipo vista por Cassini en toda su misión, y se produce con el Verano a pocas semanas de comenzar.

No es la primera vez que se observan bandas nubosas de grandes dimensiones. Sin embargo, en esa ocasión, se situaron en el ecuador. Ahora, con el avance de la luz solar hacia el norte, es ahí donde se están manifestando.

Tormentas de Verano en un mundo gélido.

Titan's Northern Summer Clouds

No hay comentarios: