Ultimas imágenes de Curiosity

Examinando las ruedas coN la cámara MAHLI. Sol 1729
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

jueves, junio 08, 2017

El camino lunar

China prepara ya una futura misión tripulada a la Luna, ultima los preparativos para el lanzamiento de la sonda Chang´e 5 y nuevos detalles de la Chang´e 4.

Estamos de regreso a nuestro satélite después de décadas de abandono, y quién esta liderando esta segunda era lunar ya no son los EEUU o Rusia, sino la emergente potencia asiática, cuya determinación para convertirse en líder mundial en tierra parece tener también su reflejo en el espacio. Un programa sólido, que aún está preparando su llegada al dificil terreno de la exploración interplanetaria, con Marte, Júpiter y algunos asteroides como objetivos prioritarios, pero que en el caso de la Luna ya es una realidad.

La gran pregunta, desde el momento mismo del primer aterrizaje suave en la superficie selenita de la Chang´e 3, es si China se decidiría a dar el salto definitivo en forma de vuelos tripulados, emulando así las misiones Apolo de la NASA. Algo que sin duda tendría, aparte de sus objetivos científicos, una carga simbólica colosal frente a los EEUU, de los que estaría tomando el testigo sin que estos últimos pudieran ya mantener su hegemonía en este terreno. Durante los últimos años fueron evasivos ante ella, manteniendo que no estaba en sus planes o que estos quedaban aún muy lejos en el tiempo, aunque el acelerado desarrollo de nuevos cohetes lanzadera y tecnología que podría sin duda usarse en un viaje de este tipo señalaba en dirección contraria. Era lo que solemos llamar un secreto a voces.

Ahora, ya de forma definitiva, podemos decir que los chinos pisarán la superficie de la Luna (o al menos tiene intención de que así sea). El subdirector del programa de vuelos tripulados, Yang Liwei, confirmó recientemente que se están haciendo ya los preparativos preliminares para desarrollar misiones tripuladas a nuestro satélite, y que espera que proyecto obtendrá en breve la aprobación inicial del Gobierno y la financiación necesaria. Ya solo queda saber cuando. Quizás sea en pocos años, quizás sea dentro de una década o varias, pero que algún día veremos a los astronautas (o Taikonautas) chinos es algo que podemos dar por seguro si ningún imprevisto se interpone en su camino. De ellos será retomar el abandonado camino que abrieron las Apolo.

Pero más cercano en el tiempo es el viaje de la Chang'e 5, que será lanzada este próximo Noviembre, y que se convertirá en la primera misión para traer muestras lunares desde las sondas lunares soviéticas. Ahora finalmente conocemos el lugar elegido para aterrizaje de la mano Liu Jizhong, director del Centro de Exploración Lunar e Ingeniería Espacial de la Administración Nacional del Espacio de China (ANECh): Mons Rumker (o en sus cercanías), una aislada formación volcánica localizada en el Oceanus Procellarum, no muy lejos del Mare Imbrium, donde se posó la Chang´e 3

Y en algún momento de 2018 se lanzará la Chang'e 4, que intentará repetir el aterrizaje de esta última, rover incluido, pero esta vez en la cara oculta, algo nunca intentado anteriormente, y que será precedido del lanzamiento de una sonda (Lunar Relay Satellite o LRS) al punto de Lagrange L2 del sistema Tierra-Luna, destinada a servir de enlace de comunicaciones. Todo parece indicar que el lugar elegido para el descenso es la gran cuenca de impacto Aitken, una puerta abierta a las capas internas de nuestro satélite. Liu remarcó que China tiene un especial interés en explorar el polo sur de la Luna, donde se encuentra esta gigantesca formación geológica, y que "la búsqueda de agua y la sombra permanente pueden producir grandes descubrimientos científicos", y que ve en ellos potenciales lugares para la instalación de una base científica permanente y más adelante un asentamiento permanente, todo ello abierto a la cooperación internacional.

Como podemos ver los próximo años, desde el punto de vista chino, se promete espectacular. Tanto en la Luna como posiblemente en otros cuerpos del Sistema Solar. Y en un futuro, quizás más cerca, quizás más lejos, será sus astronautas los que caminen de nuevo sobre nuestra compañera celeste.

Mons Rumker, el lugar elegido para el aterrizaje de la Chang'e 5.

La gran cuenca de impacto Aitken, situada en la cara oculta y cerca del Polo Sur, es el lugar elegido para la Chang'e 4.

La Chang'e 4 tendrá su propia sonda de apoyo, que le permitirá comunicarse con una Tierra siempre oculta desde su perspectiva. Es la hermana gemela de la Chang'e 3, y como ella transportará un rover en la superficie. Cuenta con una notable participación internacional en sus instrumentos.

La Chang´e 5 será mayor y más compleja, ya que afronta desafíos mayores, nada menos que un despegue posterior desde la superficie lunar de un módulo de transporte de muestras, que regresará a la Tierra para que puedan ser analizadas.

China camino a La Luna.   

China prepara una misión tripulada a la Luna

Confirmados los lugares de alunizaje de las sondas Chang’e 4 y 5

No hay comentarios: