Ultimas imágenes de Curiosity

Pruebas con el taladro, del cual se espera que regresa a la actividad, después de un tiempo de inactividad debido a problemas técnicos. Sol 1848
Ocaso marciano.Sol 1863

jueves, junio 22, 2017

Mundo robot

AEGIS y las crecientes capacidades autónomas de Curiosity.

Marte es el único planeta conocido habitado por robots. La frase puede parecer sacada directamente de una historia de ciencia ficción, pero si recordamos que dos de ellos recorren la superficie actualmente, y que en un futuro no tan lejano veremos a más de ellos "asentándose" en su rojiza superficie, ya no lo parece tanto. Y si además tenemos en cuenta que lejos de ser simples "juguetes" controlados a distancia desde La Tierra, ambos tiene cierta capacidad de tomar sus propias decisiones en campos tan importantes como la conducción o la selección de objetivos, aún nos lo parecerá menos. Son casi habitantes propios del planeta rojo.

Desde su llegada, ambos han ido mejorado, se han hecho más inteligentes, más autónomos, a medida que los ingenieros en tierra han ido desarrollando nuevos software  para ellos, posteriormente transmitidos y instalados en ellos de la misma manera que instalamos nuevas actualizaciones y parches a nuestros ordenadores caseros. No es un capricho o una mejora relativa. Bien al contrario todo ello aumenta de forma exponencial sus capacidades de hacer ciencia, ya que de lo contrario todo sería mucho más lento: Una vez completados los comandos quedarían a la espera de nuevos ordenes, de contactar con La Tierra y recibir nuevas ordenes. Pero esa es una abre que solo se abre en periodos de tiempo muy limitado. Todo lo demás sería tiempo perdido, y eso en la exploración de otros mundos es casi un pecado.

AEGIS (Autonomous Exploration for Gathering Increased Science) es el más reciente ejemplo de esta búsqueda de la autonomía lo más amplia, implementado en Curiosity en Mayo de 2016, y que desde entonces, controlando la ChamCam del rover, y con el su láser, lleva realizadas hasta 54 operaciones de exploración, selección y estudio de objetivos decididas totalmente por su cuenta. Y eso marca diferencias: Cada día el rover recibe una lista de comandos para que los ejecute posteriormente, y si entre ellas está la de desplazarse hasta un nuevo punto de interés, este puede alcanzarse horas antes de que se recuperen las comunicaciones con La Tierra. Anteriormente se quedaba parado y a la espera, pero ahora AGEIS le permite realizar toda una serie de estudios científicos de su entorno no programados. 

Así, cuando el control de tierra está de nuevo en línea, tiene un extra de material de estudio siempre bienvenido. Y objetivos ya marcados por adelantado."El tiempo es precioso en Marte. AEGIS nos permite hacer uso del tiempo que de otro modo no estaría disponible mientras se espera que alguien en la Tierra tome una decisión", explica Raymond Francis, del JPL en en Pasadena, California. Un tiempo extra bien aprovechado. Por ejemplo, ha ayudado al equipo científico en el descubrimiento de una serie de minerales interesantes en distintas ocasiones, con zonas con mayores cantidades de cloro y sílice, información que ayudó a planear las actividades del día siguiente.

"El objetivo es proporcionar más información para el equipo científico", explica Tara Estlin, líder del equipo AEGIS. "Este ha aumentado el total de datos procedentes de ChemCam operando en momentos en que, de no existir, el vehículo debería estar a la espera de una orden".
Antes de todo esto incluso se llegó a poner en práctica una curiosa práctica de "tiro a ciegas", intentando aprovechar ese valioso tiempo de inactividad era tan valioso que el vehículo fue instruido para llevar a cabo "a ciegas", ordenándose disparar el láser de ChemCam una vez alcanzara una nueva zona por si había suerte y se alcanzaba casi por suerte un punto interesante. Algo que no siempre era así. "La mitad del tiempo acababa golpeando el suelo. Eso también era útil, pero las mediciones de roca son mucho más interesante".


La autonomía amplia, la idea de I.A. explorando y decidido los próximos pases directamente, sin esperar ordenes de unos técnicos igualmente demasiado lejos para tener la precisión y rapidez deseadas, es el sueño mismo de la exploración interplanetaria, y programas como AEGIS, que será implementado también en el rover 2020 y su  SuperCam, es otro más de los pasos en esta dirección. Así son y así serán los habitantes de Marte, el mundo robot.

Así ve AEGIS la superficie de Marte, y clasifica los objetivos: Los azules son rechazados, mientras que los rojos se conservan. El mejor clasificado aparece sombrado en verde.

El veterano Opportunity también es hoy mucho más inteligente que cuando llegó, siendo capaz de trazar de forma autónoma nuevas rutas cuando considera que la inicial es demasiado peligrosa.

Y el futuro quién sabe que nos traerá.

Laser-targeting A.I. Yields More Mars Science

1 comentario:

jhon fredy pabon delgadillo dijo...

Como avanzan de rápido la NASA