Ultimas imágenes de Curiosity

"Vera Rubin Ridge", una elevación compuesta de una gran cantidad de óxidos de Hierro, vista por la ChemCam en Sol 1,745
Fobos saliendo de un eclipse.Sol 1730

martes, julio 04, 2017

Al encuentro de la historia

Juno volará este próximo 10 de Julio directamente sobre la Gran Mancha Roja.

Si preguntáramos a la gente de nuestro entorno que nombraran una sola característica propia de Júpiter, podemos estar seguro que la práctica totalidad de ellos señalaría esta formación tormentosa, en realidad un sistema anticiclónico, como lo primero se les pasó por la cabeza. Incluso si extendiéramos esa pregunta al conjunto del Sistema Solar seguiría haciendo acto de presencia, solo rivalizada en popularidad por los anillos de Saturno. Y en cierta forma es comprensible, ya que conocemos su existencia desde hace más de 300 años, puede que tan pronto como 1664, de la mano del astrónomo inglés Robert Hooke, y plasmando en imágenes su inconfundible tono rojizo desde 1711, de la mano del pintor Donato Creti, que se basó en las observaciones de Eustachio Manfredi.

Por tanto es justo decir que la Gran Mancha Roja de Júpiter, un enorme sistema anticiclónico con un diámetro mucho mayor que el de La Tierra, es uno de los símbolos de la astronomía moderna, que la lleva siguiendo desde hace varios siglos, primero con la idea de que podría tratarse de una montaña o meseta elevándose por encima de las nubes, posteriormente, ya gracias a los avances de técnicas como la espectroscopia, que estábamos ante una gigantesca estructura atmosférica de un mundo gaseoso. La hemos visto crecer y decrecer, incluso cambiar de tonalidad, y en las últimas décadas con una clara tendencia a reducirse.¿Se encuentra ya afrontando el final de su vida después de siglos de actividad? No lo sabemos. En realidad sabemos casi tanto como lo que desconocemos de ella.

Forma parte de nuestra historia. Y el próximo 10 de Julio iremos a su encuentro, más cerca de lo que hemos estado nunca, y más cerca de lo que posiblemente nunca estaremos de nuevo. Ese día la Juno, en su 6º sobrevuelo de Júpiter, pasara justo por encima de ella. Ocurría 11 minutos y 33 segundos después del momento de máxima aproximación, momento en que se colocará a solo 9.000 Kilómetros por encima de las rojizas nubes de la Gran Mancha Roja, con todos sus instrumentos científicos activados, así como también la JunoCam, de la que esperamos que una vez más nos ofrezca imágenes que quiten la respiración. Y que nos haga sonreír con incredulidad al recordar que dicha cámara fue una inclusión tardía, más como concesión al gran público que por necesidades de la misión, que en principio no pensaba incluirla. Ahora sabemos el tremendo error que habría sido se ajustarse al plan previsto y dejarla fuera.

Juno pudo comenzar con mal pié su misión joviana, al no ser capaz de entrar en la órbita definitiva y quedar "aparcada" en la actual, de 53 días terrestres de duración. Pero desde entonces no está dejando de maravillarnos a todos los niveles, dejando claro que pese a todo debe ser considerada un éxito, que esperemos dure más de lo previsto."Cada nueva órbita nos acerca al corazón del cinturón de radiación de Júpiter, pero hasta ahora ha resistido la tormenta de electrones que rodea al planeta mejor de lo que podríamos haber imaginado", explica Rick Nybakken, project manager de este proyecto. Realmente se hizo un gran trabajo al construirla. 

Así pues todos preparados para este próximo 10 de Julio. Será el momento en que 300 años de historia en común entre la Gran Mancha Roja y la curiosidad humana por otros mundos llegarán a su clímax. Después de haber soñado tanto con ella, finalmente casi la tocaremos con nuestras manos. Y si realmente está llegando al final de su vida, si su fuerza finalmente se está desvaneciendo lentamente después de varios siglos de sobrevivir a todo, más razón aún para visitarla ahora, antes de que sea tarde.

Juno no estará sola en su encuentro con el gigante rojo. Diversos observatorios terrestres, como el observatorio Subaru, han obtenido este año numerosas imágenes que ayudarán a lograr sus objetivos, complementando con sus datos los que obtenga la sonda.

Imágenes infrarrojas en falso color tomadas por el observatorio Gemini North.

Las Voyager nos ofrecieron imágenes espectaculares de este sistema anticiclónico, teñido por un color rojizo, se cree por la reacción a la luz solar de compuestos llegados desde capas inferiores de la atmósfera. Juno intentará ir mucho más allá.

La imagen que tenemos de lo que podríamos ver de situarnos cerca de ella. Un muro de nubes elevándose sobre el entorno girando sobre si misma a 400 Kilómetros/Hora. 

NASA's Juno Spacecraft to Fly Over Jupiter's Great Red Spot July