En directo desde la ISS

Ultimas imágenes de Curiosity

Campo de dunas. Sol 703
Tiemnpo de Primavera.
Mirando al horizonte. Sol 696
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta China. Mostrar todas las entradas

martes, julio 22, 2014

El superviviente inmóvil

Yutu sigue activo después de haber afrontado ya 7 noches lunares.

No son muchas las noticias que llegan desde la primera misión china a la superficie de La Luna, algo previsible por la política comunicativa propia de este país, algo que podría cambiar las próximas semanas con la publicación de los primeros resultados oficiales por parte del equipo de misión. Pero una cosa parece estar clara, y que es ambos vehículos permanecer activos después de 8 días lunares, 5 más de los esperados en el caso del rover, inmovil por el fallo de su sistema desplazamiento pero que se está mostrando inesperadamente resistente a los cambios extremos de temperatura. Su señal, que es claramente audible para diversos grupos de radioastrónomos amateurs, muestran que a pesar de su falta de movimiento la actividad de su instrumental científico y la transmisión de los datos a La Tierra continúa.

Este es el caso del radar que estudia el subsuelo, explica Long Xiao, científico planetaria de la Universidad China de Geociencia en Wuhan. Yutu ha detectado bajo la superficie , conocido como regolito, una capa de escombros de un cráter de impacto y dos capas de flujos de lava, hecha de basalto. Identificar las capas de este material del subsuelo puede ayudar a reconstruir la historia geológica de esta parte del Mare Imbrium. También podría haber detectado antiguas capas de regolito atrapadas entre los flujos de lava de diferentes eras, que pueden contener registros del viento solar y los rayos cósmicos galácticos desde la antigüedad."Tales regolitos antiguos podrían ser cápsulas del tiempo de la historia solar y galáctica", señala el científico planetario Ian Crawford."El primer paso sería encontrarlos, y si Yutu ha demostrado la capacidad del radar en este sentido es un buen augurio para las futuras misiones diseñadas específicamente para localizar y extraer muestras".

En cuanto al origen del fallo en su sistema de desplazamiento, que dejó a Yutu inmovil ya durante su segundo día lunar, la explicación más probable, según los técnicos chinos, es que la zona es mucho más accidentada de lo que se esperaba, con una población de piedras mucho mayor, tanto en cantidad como en tamaño, muy superior a las estimaciones, casi como un "campo de grava", según palabras de Zhang Yuhua, ingeniero jefe de la misión. Todo esto podría haber dañado al rover en algún momento durante los despalzamientos, de forma parecida a como le ocurre a Curiosity, con sus grandes ruedas más dañadas de lo esperado por el duro terreno marciano. Y es que, por muchas simulaciones previas y precauciones que se tomen en el momento, no es sencillo moverse por otro mundo.

Yutu afronta ya su 8ª noche lunar, superando nuevamente, dejando de lado su estado de inmovilidad actual, las espectativas más optimistas, aunque las condiciones extremas que debe sorportar, con saltos de 300°C en las temperaturas entre el día y la noche, hacen que sus capacidades vayan menguando con el tiempo. Tanto el como Cheng´e 3 son, a todos los efectos, un éxito completo para en naciente programa lunar chino, el primer paso de un camino que deberá llevar a la Chang'e 4 (aunque, siendo una copia de la primera, construida como remplazo por si algo fallaba con la 3, pero habiendo completado esta con éxito todos sus objetivos, existe la posibilidad de que se termine dejando de lado), una misión para poner a prueba la tecnología de recuperación de muestras (se habla de una sonda como la Chang'e 2 con un módulo de retorno) y finalmente la Chang'e 5, destinada a llevar a La Tierra muestras de material lunar. Y el futuro, quizas, espera con cosas mucho mayores.

Una foto de la superficie lunar tomada por el rover Yutu algún momento durante su segundo día lunar, antes de que perdiera la capacidad de moverse.Según Phil Stooke la foto "muestra la pared rocosa del cráter oeste del módulo de aterrizaje, probablemente la parte sur de su muro occidental".

Yutu capturó esta foto el 14 deEenero 2014, cuando se aproximó a menos de 3 metros de una gran roca al suroeste de la Cheng´e 3, y que se conoce como la Cabeza del Dragón.

La señal de Yutu captada por el grupo de radioastrónomos aficionados @uhf_satcom, que muestra que el rover sigue activo y transmitiendo información. Cheng´e 3 se muestra menos activa, pero también parece estar trabajando bién.

El desplazamiento de Yutu durante sus 2 primeros dias lunares, hasta su posición actual, cuando el sistema de desplazamiento dejó de funcionar. A pesar de todo sigue hasta ahora tomando datos de su entorno y aguantando el ambiente extremo de La Luna desde hace 8 meses. 

Chang'e 3 update: Both rover and lander still alive at the end of their eighth lunar day 

China Exclusive: Lunar rock collisions behind Yutu damage: designer

miércoles, junio 25, 2014

El dragón rojo

China podría poner el pie en Marte dentro de 6 años, con una sonda orbital y un rover.

En 2020, si no hay cambios en el calendario previsto, debería despegar de La Tierra el nuevo rover marciano de la NASA, una especie de "hermano" de Curiosity en su diseño, pero en este caso con el objetivo específico de encontrar señales de la antigua presencia de algún tipo de vida. Cuando eso ocurra posiblemente este último aún estará en activo (su generador radiactivo tiene una duración vida mínima de 14 años), pero bién podría ser que no fuera el único que estuviera en Marte esperando su llegada, si las palabras expresadas por Ouyang Ziyuan, jefe científico del programa lunar chino durante la 22nd International Planetarium Society Conference en Beijing son ciertas.

Y es que, según Ouyang, China está desarrollando ya un ambicioso programa de exploración de Marte, que tendría su primer paso precisamente en 2020, con el envío de una misión doble, un orbitador y un rover en superficie (parecido a lo que fueron las Vikings a finales de los 70), siendo sus objetivos principales la búsqueda de vida, tanto actual como antigua, y para evaluar el ambiente del planeta, explicó Ouyang:"La misión también marcará el comienzo de los viajes más profundas de China en el espacio exterior".

Estas declaraciones traen de regreso las declaraciones de Ye Peijian, jefe científico del programa Chang'e-3, a principios de este año, donde afirmó que China ya tiene la capacidad de explorar Marte, ya que las estaciones terrestres se han mejorado y los problemas relacionados con el control y las comunicaciones habían sido resueltos durante la segunda fase del programa lunar. Aunque, cuando sacaba el tema de la sonda india Mangalyaan, los científicos chinos habían expresado que su país no tenía por ahora planes para Marte y que su objetivo actual era La Luna, estas declaraciones vienen a confirmar que nada más lejos de la verdad, y que la, esperando su llegada al planeta rojo, previsto para Septiembre, éxitosa misión India podría haber acelerado las cosas.

No sería, como de momento si parece esta última, una misión aislada, ya que Ouyang mostró una posible calendario futuro para la exploración de Marte, y que incluye una misión de extracción de muestras para su transporte a La Tierra, algo que podría ocurrir en 2030. Y más allá quién sabe, aunque la correlación entre las fechas marcadas por China con las de la NASA, con un rover en 2020, una posterior misión de recogida de muestras con una fecha aún por determinar pero que no estaría lejos de ese 2030, y que podría estar seguida por misión tripulada durante esa década nos podría indicar hacia donde apuntan los planes del gigante asiático.

No sería, y es importante recordarlo, la primera misión marciana de China, ya que en 2011 se lanzó la sonda Yinghuo-1 como parte de la misión de la Fobos-Grunt, pero el total fracaso de esta misión rusa la arrastró a un prematuro final. Así que resultaba complicado pensar que habían olvidado por completo este planeta, y que más bién estaban esperando a tener la capacidad de enviar una nueva misión por si mismos, sin depender de otros, aunque oficialmente se dijera lo contrario.

China está actualmente desarrollando un programa lunar potente, aún por debajo de los logros de los EEUU y la antigua URSS, pero que está avanzando a gran velocidad. La Chang'e-3 sigue en activo en la superficie lunar, al igual que el rover Yutu, inmovil por un fallo en su sistema de desplazamiento pero aún activo y recogiendo datos del entorno, mientras que la Chang'e-4 podría seguirle en 2015 y la Chang'e-5 en 2017, que debe traer muestras a La Tierra. Un programa igualmente potente para Marte podría ser cuestión de pocos años.

La Yinghuo-1 fue el primer intento de China de alcanzar Marte, aunque sin capacidad de hacerlo por si misma se integró en la misión rusa Fobos-Grunt, con catastróficos resultados. Quizás era demasiado pronto para un programa espacial en rápido crecimiento pero aún muy verde en muchos aspectos. En 2020 las cosas podrían ser muy diferente.

Chang'e-3 representó el primer intento de China de aterrizaje en otro mundo. Su éxito abrió las puertas a futuras misiones y hacia objetivos más ambiciosos. 

Next stop - Mars: China aims to send rover to Red Planet within six years

China aims for rover on Mars by 2020

martes, junio 17, 2014

El primer paso de un largo viaje

China concluye el experimento Yuegong-1, la simulación de una posible base lunar.

Chang’e 3 sigue mandando datos desde La Luna, al igual que el inmovil pero aún activo rover Yutu, cuyas señales se siguen captando a pesar de todos los problemas, Chang’e 4 podría iniciar su viaje el próximo año y Chang’e 5, que deberá traer muestras de material lunar a La Tierra, sigue haciendo progresos. Y por delante muchos esperan que China de el paso hacia los vuelos tripulados, aunque ahora mismo no existe ningún programa de esta clase aprobado, al menos de forma oficial. Pero a pesar de ello, y siguiendo un camino aparentemente constante y bien planificado, están dando los primeros pasos en el desarrollo de tecnologías que parecen indicar que, por mucho que de momento se diga lo contrario, esta potencia tiene a La Luna como un objetivo claro de su programa espacial.

Yuegong-1 (palacio lunar 1 en mandarín) es un ejemplo de estas iniciativas que parecen indicar que hay planes a largo plazo realmente ambiciosos, ya que, como su mismo nombre indica, una base lunar, aunque en este caso en La Tierra, en las instalaciones de la Universidad de Beihang, en Pekín, una simulación que busca reproducir las condiciones de vida de una hipotética base habitada en La Luna, con el máximo grado de autonomía posible, tanto en la generación de alimento como de Oxígeno. En esta ocasión 3 voluntarios (Dong Chen, left, Xie Beizhen y Wang Minjuan) pasaron un total de 105 días, la primera de tan larga duración en un espacio cerrado, y de la que emergieron recientemente, poniendo punto final al más avanzado experimiento realizado hasta ahora por China en el campo de los sistemas de soporte vital bioregenerativos, un camino ya seguido anteriormente por EEUU y la URSS, y que ahora quiere afrontar el gigante asiático.

Durante su estancia se hicieron Cultivos experimentales, entre ellos cinco cereales y quince verduras, que los tripulantes cosecharon, procesaron y consumieron, mientras que el material no comestible se utilizó para hacer crecer a gusanos de harina como fuente de proteína animal. Los desechos humanos, residuos de alimentos, y otros subproductos fueron tratados por los bio-técnicas y se utilizaron para el cultivo. El Co2 producido por los voluntarios y cualquier procesamiento de animales y basura se purificó y se envía a las cabinas de plantas para la fotosíntesis, mientras que el aire enriquecido en oxígeno producido en ellas era enviado a la cabina integral para proporcionar una atmósfera respirable y para procesamiento de basura. Según Liu Hong, científico en jefe del proyecto, el 100% del Oxígeno y de agua, y el 55% de la comida se reciclaron y se regeneraron dentro del sistema.

Estamos ante primer paso con claras implicaciones en los proyectos tanto de una estación espacial como de los posibles, aunque aún sin confirmación, vuelos tripulados más allá de la órbita terrestre: "El éxito del Lunar Palace 1 indica que China se encuentra entre los más avanzados en el campo de la investigación de soporte vital bioregenerativo, que jugará un papel importante en las futuras misiones, como alunizajes tripulados, creación de una base lunar y la exploración de Marte",se afirma en la web del CMSE (China Manned Space Engineering), desvelando supuestos objetivos que ahora mismo, al menos teoricamente, no están oficialmente aprobados.

Ciertamente solo con un sistema completamente cerrado de soporte vital biológicamente regenerativo es posible pensar en proyectos de tal calibre, y que China esté dando pasos en este terreno significa una preparación previa a lo que podrían ser sus objetivos a largo plazo."Todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de que las tripulaciones espaciales pueden vivir enteramente de alimentos cultivados en sus jardines de a bordo. Pero un largo camino, como hubiera dicho de Confucio, se inicia con un primer paso".

La Yuegong-1 se compone de 3 módulos, uno de ellos repleto de pequeños animales y plantas destinados tanto a la generación de Oxigeno y alimentos como a la eliminación del Dióxido de Carbono. Otro módulo, de 14 x 3 x 2,5 metros, es la zona destinada a los tripulantes, donde hicieron sus vidas durante los 105 días del entierro. Se espera que más adelante el 3 módulo se utilizará para simular el cultivo de vegetales en la Luna.

Durante 105 días la actividad de los 3 voluntarios fue monitorizada constantemente.

El final del "viaje" lunar.

El corazón del sistema, donde numerosas variedades de cultivos ofrecen tanto alimento como oxígeno a los ocupantes. Lograr un sistema completamente cerrado, como sería necesario en cualquier instalación lunar (ya que el envío constante de provisiones, como ocurre con la ISS, la convertiría en tremendamente costosa) es el objetivo de estos experimientos.

Visitando las instalaciones de Yuegong-1.

¿El futuro? 

Move Aside Nasa: China's Yuegong-1 Simulates Plant Cultivation on the Moon 

Yuegong-1, el palacio lunar chino en la Tierra

"Moon Palace 1" experiment succeeds

lunes, marzo 17, 2014

Un nuevo día en Mare Imbrium

Yutu se despierta de nuevo después de su 3ª noche lunar, aunque sin recuperarse de sus problemas técnicos.

Un nuevo y largo día domina ahora el rosteo visible de La Luna, y con ello la luz solar está de nuevo alimentando a la misión china Chang’e 3, ahora separada en lo que se pueden considerar en la práctica 2 misiones independientes, el módulo de aterrizaje propiamente dicho por un lado y el rover Yutu por otro. Poca es la información que se dispone, ya que como era previsible las autoridades chinas tiene una política de comunicación que dista mucho de ser transparente, aparte de la que se va filtrando lentamente y que indicaron serios problemas con este último, incapaz de cerrar adecuadamente su panel solar principal para soportat mejor la gélida noche lunar.

A pesar de ello, al menos de momento, Yutu sigue vivo, operativo pero inmovil, como está observando la sonda lunar LRO en una serie de imágenes que muestran tanto el inicial desplazamiento del rover chino como su poterior inmovilidad. Su nuevo despertar, después de afrontar una 3ª noche lunar, lo confirman las transmisiones entre este y las estaciones chinas, captadas por grupos de radioaficionados como UHF Satcom, así como la publicación de nuevas imágenes tomadas por este el pasado 22 de Febrero, lo que deja claro que sigue tomando datos e imágenes.

Yutu cumple ya su esperanza de vida prevista, que era de unos 3 meses, por lo que el éxito de misión, aunque limitado por estos problemas técnicos, se puede dar por confirmado, y las lecciones aprendidas seguramente serán extremadamente valiosos de cara al futuro. A partir de ahora quedará ver hasta donde llegará el ahora inmovil explorador, si podrá superar este estado y reiniciar su viaje o por el contrario este llegó ya a su inevitable final.

A) Fotografía tomada el 15 de julio de 2009. B) 25 de diciembre de 2013. Yutu se encuentra a unos 30 metros al sur del módulo de aterrizaje. C) 21 de Enero de 2014. Yutu se había desplazado hacia el noroeste y se encuentra a unos 17 metros al suroeste de la lanzadera aterrizaje. D) 17 de febrero de 2014. Yutu permanece inmóvil.

Una de las últimas fotografías enviadas por Yutu, el 22 de Febrero, que confirma que sigue activo.

La señal enviada desde las estaciones chinas y la respuesta de Yutu, captadas por la red de seguimiento UHF Satcom.

Yutu, soñando con La Luna.

LROC fotografía a Chang’e 3 y Yutu en la Luna

jueves, febrero 13, 2014

El regreso del conejo lunar

Yutu logra despertarse de nuevo. 

La larga noche en Mare Imbrium llegó a su final, el Sol se elevó nuevamente sobre el horizonte y la luz regresó, después de 14 días terrestres, para cubrir esta zona de La Luna. Fue una larga espera para saber si, finalmente, escucharíamos de nuevo su señal, lo que indicaría que había sobrevivido a la fría oscuridad a pesar del fallo en el repliegue de su panel solar principal, lo que lo dejaba sus sistemas críticos más expuestos al gélido entorno nocturno (con temperaturas de -180Cº) de lo que estaba diseñado para soportar, o por el contrario el silencio anunciaría que su viaje había concluido definitivamente.

Finalmente, a pesar de tenerlo todo en contra, Yutu logró sobrevivir, y su señal es ya nuevamente captada por las estaciones de seguimiento terrestre, incluido por parte de radioficionados. Aunque muchos medios dieron por perdida la misión antes de tiempo, y pese a que los propios técnicos chinos temían realmente que no pudiera superar esta dura prueba, el pequeño rover no se rindó y después de 14 días terrestres de hibernación regresó a la actividad una vez la luz solar iluminó de nuevo sus paneles solares.

Esto no significa, pero, que el peligro haya pasado. Para los técnicos chinos queda por delante la recogida y análisis de todos los datos sobre el estado de sus sistemas (falló en su intento de despertar el 11 de Febrero, lo que originó la erronea información de que se había perdido definitivamente), así como el origen último de la anomalía técnica que impidió el repliege del panel solar principal sobre el cuerpo principal del vehículo, y que junto con los generadores de calor por radioisótopos de los que va provisto, debéría proteger su interior de las gélidas temperaturas de la noche lunar. Estos últimos parece que fueron suficientes en esta ocasión, pero un nuevo "viaje por las tinieblas" sin superar estos problemas podría ser demasiado para el pobre Yutu.

Por el momento el pequeño rover, actualmente situado a unos 100 metros al Sur de la sonda Cheng´e 3, sigue con nosotros, habiendo sobrevivido a una situación crítica que muchos daban por terminal. Los próximos días deberán definir su situación , pero el "conejo lunar" demostró que no se rinde facilmente.
 

La señal de Yutu detectada por la red de radioaficionados UHF-Satcom.com, que confirmaba, más allá de las informaciones oficiales, que el rover había despertado de su largo y peligroso sueño. 

El despertar de Yutu en la cadena de noticias chinas en inglés CCTV News.

China’s Yutu Moon Rover Alive and Awake for 3rd Lunar Day of Exploration despite Malfunction

Possible hope for Yutu: "Situation is getting better," but no details [UPDATED]

martes, enero 28, 2014

Bajo el velo de la noche eterna

Yutu podría no volver a despertar de su hibernación por un fallo en el panel solar principal.

La Luna es, como ya contamos, un lugar terriblemente hostil, donde las diferencias de temperatura que debe afrontar cualquier explorador, robótico o tripulado, son extremas en el amplio sentido de la palabra, por encima de los 280 grados centígrados entre el día y la noche. Es un escenario realmente exigente para la tecnología, en especial cuando, lejos de disponer de una fuente de energía propia (es decir, nuclear) debes sobrevivir a la oscuridad más absoluta y gélida de la noche lunar viviendo de tus reservas y manteniéndote solo lo suficientemente caliente como para evitar que tus sistemas fallen, mientras esperas que el Sol regrese de nuevo desde más allá de horizonte.

Este es el reto de Yutu, un rover movido por energía solar en un mundo con noches de  2 semanas, y que ahora afronta una nueva hibernación, mientras sus calentadores RHU, alimentados con Plutonio-238, mantienen vivo su interior. Sin embargo, en esta segunda ocasión, como confirman los autoridades chinas, algo no funcionó correctamente y el panel solar principal, que debía cerrarse de nuevo sobre el cuerpo del rover, reforzando la protección de los los sistemas vitales del vehículo y, especialmente, el mástil con las cámaras a color, no lo hizo. Puede que por un fallo mecánico, quizás fruto del mismo duro ambiente, o por un fallo del motor encargado de esta operación a causa del regolito lunar, como especulan los técnicos, pero sea cual sea la respuesta lo cierto es que Yutu deberá soportar temperaturas internas más bajas de lo previsto. Quizás demasiadas para desperar de nuevo.

Por su parte Chang’e 3 se durmió como estaba previsto, con todos sus instrumentos en perfecto estado con la excepción de la cámara a color panorámica, que no sobrevivió a la primera noche, aunque las informaciones señalan que era algo ya previsto. Todo parece indicar que su misión seguirá, como anunció recientemente Cui Yan, director del equipo de la sonda, como mínimo 1 año. Yutu, hasta que entró de nuevo en hibernación, había estado tomando datos de la composición del regolito con su espectrómetro APXS y sondeando el subsuelo lunar con su radar.

Ahora solo queda esperar. A diferencia de como lo están tratando los medios de comunicación, lo cierto es que la misión de Chang’e 3, incluso si Yutu no despierta, se puede considerar un éxito, en especial si tenemos en cuenta que es la primera misión a la superficie lunar de China. Evidentemente su pérdida, después de solo 6 semanas (cuando se esperaban 12), sería una decepción, pero en ningún caso implica un fracaso, más si tenemos en cuenta de que la sonda propiamente dicha sigue operativa y parece que durante bastante tiempo. Y por encima de todo, y aunque suene a un tópico, la experiencia es un grado, y posiblemente muchas serán las lecciones que los técnicos chinos podrán sacar de esta aventura, lecciones que serán aplicadas a las futuras Chang’e 4 y 5.

Pero eso es algo que aún no sabemos. ¿Fue capaz de sobrevivir a la terrible noche lunar? O por el contario Yutu se durmió para siempre? En menos de 2 semanas sabremos la respuesta.

Panorámica  a todo color, con Yutu inciando un camino que podría haber llegado a su final apenas a 100 metros de la Cheng´e 3.

El APXS de Yutu, que estuvo tomando datos de la composición de la superficie durante las últimas 2 semanas.

Cheng´e 3 también siguió con su propia misión, entre ellas realizando diversas observaciones astronómicas, desde las estrellas de la constelación de Draco hasta imágenes de la propia Tierra, estas últimas mediante la cámara que dejó de funcionar recientemente.

El rover chino Yutu, en serios problemas  

Problemas con el rover Yutu (Bitácora de Chang’e 3 IV)

Bad news for Yutu rover

viernes, diciembre 27, 2013

Tiempo de oscuridad

Yutu y Chang´e 3 entran en hibernación.

La Larga noche llega Sinus iridum, y durante las próximas 2 semanas una oscuridad total se extenderá por la cara visible, mientras, vista desde La Tierra, avanza hacia la fase de Luna Nueva. A diferencia de Marte, cuyo periodo de rotación es casi igual que el terrestre, nuestra compañera planetaria tarda tanto en girar sobre si misma como en completar una órbita alrededor de nuestro planeta (motivo por el cual siempre vemos una misma "cara"), por lo que los días y noches, en su superficie, se suceden lentamente, casi 2 semanas entre la salida y la puesta del Sol. Por ello, aunque se disponga de una mayor cantidad de luz disponible cuando este se encuentra presente en el firmamento, la utilización de paneles solares resulta mucho más complicada que en tierras marcianas, y cualquier explorador lunar debe estar preparado para afrontar largos periodos de inactividad para conservar sus reservas de energía así como contar con medios para soportar temperaturas mucho más extremas que sus hermanos del planeta rojo.

Este es el caso de Chang´e 3 y Yutu, ambas dependientes de la energía solar y que recientemente, primero el módulo y después el rover, entraron en hibernación para afrontar una noche de varias semanas y temperaturas por debajo de los -180 Cº que sus sistemas pueden soportar gracias a la presencia de diversos calentadores de radioisótopos (RHU) alimentados por Plutonio-238, que utilizan el calor generado por su lento decaimiento para mantener las partes más críticas dentro de un rango térmico soportable. Todos las sondas y vehículos de superficie interplanetario, como por ejemplo Opportunity, disponen de ellos por los mismos motivos, aunque la habitual falta de transparencia China hizo que durante un tiempo se especulara que alguno de ellos, puede incluso que ambos, podrían utilizar un generador termoeléctrico de radioisótopos o RTG como fuente de energía, al igual que ocurre con Curiosity o Cassini, aunque finalmente parece que su uso está limitado al de los RHU.

El primero en "dormirse" fue la Chang´e 3, seguida horas después, y una vez colocado en una posición adecuada para recibir los primeros rayos solares del nuevo amanecer, el rover Yutu. Y así permanecerán hasta el 12 de Enero de 2014, cuando el Sol se eleve de nuevo sobre el horizonte, momento en que se desplegarán de nuevo y regresarán a la actividad.

Aunque la actividad de ambos estará en pausa durante todo este tiempo, y dado que la información se siguen haciéndo pública muy lentamente, es posible que los próximos días sigan apareciendo nuevas imágenes tomadas durante esta primera etapa de actividad que ahora concluye. Entre ellas posiblemente la más esperada de todas, la que muestra La Tierra creciente en el cielo lunar.

El canal CCTV 13 en su emisión en inglés, explicando las operaciones de hibernación de ambos vehículos.

Llega la noche a La Bahía del Arcoiris, que durante varias semanas permanecerá sumida en la oscuridad.

Hora de dormir para ambos exploradores.

¿Se han tomado ya fotografías de La Tierra por parte de la Chang´e 3, como se está discutiendo en diversos foros? Tendremos que esperar para saberlo de forma definitiva. 

Chang’e 3 y Yutu entran en hibernación

lunes, diciembre 23, 2013

2014 en 14 puntos

Llegamos el final de 2013, y por delante tenemos un 2014 del que todos esperamos, aunque solo sea un poco, que sea mejor y nos traiga mejores noticias que las dejadas atrás por el año que termina. En el terreno de la astronomía y la exploración interplanetaria también termina un año de noticias y decepciones, de nuevas misiones por parte de la NASA, como MAVEN y LADEE, pero también la dura realidad de unos recortes presupuestarios por parte de la administración actual de la Casa Blanca que ponen su futuro en peligro, compensado en parte por la determinación de la ESA, India y China de seguir avanzando, tal como nos recuerda los recientes éxitos de Gaia, Mangalyaan y Chang E3 respectivamente.

2014 se presenta lleno de acontecimientos astronómicos, desde eclipses totales hasta posibles lluvias de estrellas espectaculares, pasando por reuniones celestes, aniversarios señalados, encuentros peligrosos y sondas interplanetarias afrontando su gran momento o inciando su viaje. En total 14 fechas que merece apuntar en el calendario para cualquier aficionado a estos temas:

1) La década prodigiosa: El 25 de Enero de 2004 el rover Opportunity aterrizaba en  Meridiani Planum, para una misión inicial de 3 meses, quizás algo más, 1 año en una previsión más optimista. El 25 de Enero de 2014, si aún permanece con nosotros para entonces, se cumplirán por tanto nada más y nada menos que 10 años de actividad continua de este pequeño explorador.

2) Cuando una estrella desaparece: La madrugada del 20 de Marzo los habitantes del Noroeste de los Estados Unidos y el Oeste de Canada serán testimonios de un acontecimiento extremadamente raro de observar en los cielos terrestres, la ocultación de una estrella, en este caso la brillante Régulus, por parte de un gran asteroide, el conocido como 163 Erigone (72 Kilómetros de diámetro). Los observadores serán testigos, incluso a simple vista, como esta se desvanece del cielo por completo durante 12 segundos, para posteriormente reaparecer de nuevo.

3) Las noches de Marte y La Luna: El 14 de Abril el planeta rojo se situará a solo 92 Millones de Kilómetros de La Tierra, su máxima aproximación desde Enero de 2008. Marte será como estrella deslumbrante con tonalidades rojizas, con un resplandor parecido al de Sirio. La noche siguiente, el 15 de Abril, La Luna se adentrará durante 78 minutos dentro del cono de sombra de La Tierra, adquiriendo un tono rojizo fruto de la luz filtrada por la atmósfera terrestre.

4) Sombras en el desierto helado: Solo los pinguinos y los habitantes de las bases antárticas podrán ser testimonios de como la silueta solar se convierte, el 28 de Abril y durante unos minutos, en un anillo de fuego, lo que se conoce como un eclipse anular.

5) Cielos luminosos: El 24 de Mayo se espera que nuestro planeta se encuentre con un gran número de rastro de partículas dejadas atrás por el paso del cometa P/209 LINEAR, lo que podría generar una espectacular lluvia de estrellas, con los meteoros haciendo acto de presencia a ritmos de decenas o incluso centenares por hora. De ser así estaríamos antes el mayor espectáculo astronómico del año, aunque de momento sigue siendo solo una posibilidad.

6) El regreso del Halcón: Con una fecha inicialmente prevista para Julio de 2014 (pero que podría retrasarse a finales de 2014 o 2015) Japón lanzará la Hayabusa 2, la heredera de la primera Hayabusa, uno de los mayores éxitos de la historia de la JAXA. Versión mejorada de esta última tiene como misión el traer a La Tierra muestras del asteroide 1999JU3.

7) Nuestra enorme compañera: El 10 de Agosto, apenas 9 minutos antes de la fase llena, La Luna alcanzará el Perigeo de su órbita, situándose a solo 356.896 Kilómetros de La Tierra. Tendremos lo que habitualmente se conoce como una SuperLuna.

8) Encuentro planetario: La madrugada del 18 de Agosto Júpiter y Venus se encontrarán extremadamente cerca uno de otro en nuestro firmamento, separados por una distancia apenas equivalente a 2/3 del diámetro lunar.

9) Superando límites:  24 de agosto de 2014 la New Horizons superará la órbita de Neptuno, 25 años después de que la Voyager 2 se convirtiera en la última sonda terrestre en hacerlo. Faltarán apenas 11 meses para su encuentro con Plutón.

10) La llegada de una nueva visitante: El 22 de Septiembre la sonda MAVEN afrontará su momento crítico, realizando un prolongado encendido de su impulsor principal para frenar su velocidad y permitir que la gravedad marciana lo atrape de forma definitiva. Si todo ocurre como está previsto cuando concluya esta maniobra la gran familia de exploradores macianos tendrá un nuevo miembro.

11) A la estela de MAVEN: Apenas 48 horas después, el 24 de Septiembre, la sonda Mangalyaan afrontará también ese momento, buscando entra en órbita alrededor de Marte, el objetivo primario para la Agencia Espacial India, para la cual es su primer intento de alcanzar otro mundo más allá de La Luna y una demostración tecnológica sobre su capacidad de conseguirlo.

12) Una cita entre el Sol y La Luna: El 8 de Octubre la sombra lunar sumergirá en la oscuridad el Oeste de América del Norte, las islas Hawai, el Este de Asia, Indonesia, Nueva Zelanda y la mitad oriental de Australia. Durante la fase total del eclipse, y visible con presimáticos y telescopios, se podrá observar muy cerca del oscuro disco una estrella de tonos verdosos, en realidad el planeta Urano.

13) Marte bajo amenaza: El 19 de Octubre todos los ojos del mundo, en especial aquellos implicados en las misiones que se encuentran operando en el, estarán fijados en el. Ese día, y durante un periodo de unas pocas horas, el cometa C/2013 A1(Siding Spring) rozará el planeta rojo, con una distancia que ahora mismo se estima alrededor de algo más de 180.000 Kilómetros, por lo que su Coma podría envolverlo completamente. Para Curiosity y Opportunity esto se podría traducir en una lluvia de estrellas espectacular, pero para las sondas orbitales supone una seria amenaza, especialmente para recién llegadas MAVEN y Mangalyaan, por lo que ya se están preparando posibles maniobras orbitales para reducir el peligro.

14) Entre sombras: La 3ª y última cita entre el Sol y La Luna tendrá lugar el 23 de Octubre, con un eclipse parcial que abarcará buena parte de Norte America, así como el extremo oriental de Siberia y el Océano Artico.

2014 se presenta, como vemos, se presenta bastante interesante por lo que a la Astronomía y la exploración planetaria se refiere. Ojala que también lo sea en todo lo demas.

A finales de Enero Opportunity cumplirá 10 años explorando Marte.

¿Vivieremos una tormenta de estrellas fugaces semejante a la que ofrecieron las Leónicas en 1833? En Mayo de 2014 tendremos la respuesta.

A mediados de año la nueva misión interplanetaria de Japón podría inciar su aventura.

Lo que conocemos como SuperLuna señala el momento en que la fase llena de nuestro satélite coincide con su momento de mínima distancia. Una combinación de factores que tendremos en su máximo esplendor el próximo 10 de Agosto.

En espacio de 48 horas, entre el 22 y el 24 de Septiembre de 2014, 2 nuevas sondas marcianas afrontará su mayor reto, dejarse atrapar por la gravedad del planeta rojo.

El cometa C/2013 A1(Siding Spring) tendrá un encuentro más que cercano con Marte, hasta el punto que este podría verse envuelto por su Coma y cola.  

11 Must-See Skywatching Events in 2014

domingo, diciembre 15, 2013

La gran aventura del Conejo de Jade

Yutu ya se desplaza por la superficie lunar.

La primera misión lunar de China se encuentra ya completamente desplegada. Después de superar su gran prueba final, el alunizaje suave en algún punto de Sinus Iridum, Chang'e 3 afrontó el 2º gran reto de esta aventura, permitir a su pequeño pasajero descender hacia la superficie para inciar su propio viaje de exploración mediante el curioso sistema "ascensor" del que esta dotada. Todo ello bajo la atenta vigilancia de las numerosas cámaras con las que va dotada y que permitía a los técnicos en La Tierra controlar casi en directo las operaciones.

Estas empezaron a las 19:10 UTC, cuando Yutu desplegó sus paneles solares e inició su lento desplazamiento hacia la rampa de descenso. Una vez el rover se colocó sobre sus 2 carriles, esta primera, dirigida desde el centro de control, inició su descenso a las 20:06 UTC, dipositándose en la superficie con el ángulo adecuando para que el rover se desplazará esta poner sus ruedas en el oscuro regolito lunar. Este sistema tan controlado tenía como objetivo asegurararse que dicho ángulo no fuera mayor de lo previsto, ya que de lo contrario, si este superaba los 15º, Yutu no habría podido salir, poniendo un punto final prematura a su misión.

Poco después sus 6 ruedas dejaban su huella en La Luna, por lo que China alcanzaba un nuevo éxito, siendo así el tercer país en lograr poner un vehículo movil sobre la superficie de otro mundo. En apenas unas horas se habían alcanzado 2 hitos importantes para la historia de su naciente carrera espacial, alunizaje y rover. 

Yutu afrontará ahora una misión independiente de la Chang'e 3, hasta el punto de contar, dentro del BACC (Beijing Aerospace Control Center) de Pekín, con una sala de control propia, con su propio equipo de técnicos y científico encargados de analizar los datos de Yutu así como planificar su ruta. Provisto de paneles solares, RHU (Radioisotope Heater Unit) de Plutonio-238 para mantener estable la temperatura de sus sistemas y evitar las drásticas oscilaciones térmicas, y de una serie de instrumentos científicos, como un APXS (Alpha-Proton X-ray Spectrometer) o un radar capaz de analizar el subsuelo hasta los 30-100 Metros de profundidas, el rover tiene por delante una vida prevista de 3 meses, aunque parte de este tiempo estará en estado latente para soportar la larga y gélida noche lunar.

A diferencia de los rovers marcianos, que deben desplazarse por si mismos y tomar sus propias decisiones cuando algo se interpone en la ruta préviamente marcada por sus técnicos en tierra, Yutu estará controlado directamente desde La Tierra, ya que el retraso en la señal de ida y vuelta es de poco más de 2 segundos. Aún así está provisto del software necesario para afrontar una navegación autónoma si es necesario.

Con Chang'e 3 (cuyo nombre viene de la diosa lunar Chang'e) y Yutu (Conejo de Jade, que la acompaña en su historia mitológica y que tiene su base en la forma de conejo que muchos veían en las manchas lunares) ya operando en la superficie de La Luna, China está realizando una demostración de su capacidad tecnológica más que notable, incluso impresionante si se tiene en cuenta de que era su primer intento de aterrizar en la superficie de otro mundo, por no hablar de desplegar un vehículo movil. La perfecta actuación de ambos vehículos no dejan lugar a dudas de la capacidad (y por el momento firme decisión de que así sea) de la potencia asiática de seguir progresando en su propio programa espacial siguiendo unos pasos claros y definidos. El futuro se presenta realmente interesante.

Yutu alcanza la superficie lunar, iniciando su propia misión independiente de la Chang’e 3.

Una vez separados y ya como vehículos completamente independientes, Chang'e 3 y Yutu se fotografiaron mutuamente.

Infografía: El rover Yutu. 

China’s Maiden Lunar Rover ‘Yutu’ Rolls 6 Wheels onto the Moon – Photo and Video Gallery

Yutu ya rueda por la Luna

China Moon Landing: 'Jade Rabbit' Rover Basks in Lunar Bay of Rainbows 

嫦娥三号着陆器和巡视器成功互拍 五星红旗闪耀月球

sábado, diciembre 14, 2013

El día que volvimos a La Luna

37 años después la Humanidad pisa de nuevo la superficie lunar.

El 19 de Agosto de 1976 una nave terrestre, la soviética Luna 24, se posaba por última vez en la Luna, concuyendo su misión con el envío de muestras a La Tierra. Se cerraba así una etapa de dura competencia entre las 2 grandes superpotencias que terminó con la victoria de los EEUU mediante los Apolo, aunque el programa de sondas lunares de la URSS alcanzó también logros espectaculares. Y con ella llegó también el olvido, del que solo salió los últimos años con la llegada de nuevas sondas orbitales, tanto de la NASA como de otras potencias, como Japón, India y China. Pero faltaba un último paso para completar ese regreso a primera línea, el ver de nuevo un alunizaje. Y este es ya una realidad.

A las 13:11 UTC (antes de lo anunciado oficialmente) de hoy Sábado 14 de Diciembre la sonda Chang’e 3 se posó suavemente en Sinus Iridum (bahía de los Arcoiris), después de completar lo que sin duda era la parte más delicada de su misión, en especial por la falta de experiencia en este campo por parte de China. Pero la sonda se comportó como estaba previsto.

El descenso final comenzó cuando la Chang’e 3 pasaba  a solo 15 Kilómetros por encima de la superficie lunar, momento en que activó su motor principal para frenar su velocidad orbital e inciar la lenta caída hacia Sinus Iridum. A solo 2 kilómetros se orientó para situar su tren de aterrizaje en paralelo con respecto a la superficie, dando inicio a su descenso en vertical, mientras seguía tomando imágenes de la superficie y controlando su altura con el altímetro LIDAR. A solo 100 metros llegó la última maniobra crítica. La sonda detuvo su descenso para comprobar que no había obstáculos potencialmente peligrosos y utilizar sus impulsores laterales para desplazarse horizontalmente hasta una zona óptima para el alunizaje

Realizada este maniobra la Chang’e 3 siguió el descenso, y a solo 3-4 metros, y con el objetivo de evitar que las ondas de choque y el material que se levantaría de mantenerse activo hasta el último momento, se apagó el impulsor princial y la nave cayó libremente, posándose suavemente en la superficie lunar. El regreso a La Luna era ya una realidad. Poco después se confirmaba que se habían desplegado los paneles solares y todos los sistemas estaban funcionando sin problemas.

A las 21:00 UTC se produjo el despliegue deYutu, que completó su descenso sin problemas, y que en unas horas fotografiará a la propia Chang’e 3, mientras esta hace lo propio con su pequeño pasajero. Este rover tiene una misión completamente independiente de la sonda, y se espera que tenga una vida de 3 meses, aunque como nos demuestran casos como Opportunity eso es algo de lo que nunca podemos estar seguros.

Con esta misión, que tiene una duración inicialmente prevista de 1 año, China se convierte en el tercer país en lograr alunizar, mostrando así la madurez de su programa de exploración lunar, que tendrá en la Chang’e 4 y 5 sus siguientes pasos, siendo esta segunda una misión de envío de muestras a La Tierra, parecida a la que realizó en su momento la Luna 24. Casi 4 décadas después volvemos a un camino que jamás deberíamos haber abandonado. El tiempo dirá hacia donde nos lleva, pero de momento disfrutemos de este momento histórico.

El viaje final de la Chang’e 3.

Un momento para la historia. Volvemos a la superficie lunar.

Celebraciones en el centro de control chino.

Y también en las instalaciones de la Agencia Espacial Europea, que participa en el proyecto ofreciendo el apoyo de su red de seguimiento del espacio profundo.

 El punto de alunizaje de la Chang’e 3.

Una de las primeras imágenes enviadas por la Chang’e 3 después del alunizaje, que muestran una superficie lisa y con pocos obstáculos.

Los alunizajes a lo largo de la historia. 37 años separan las 2 últimas imágenes, donde un nuevo color hace acto de presencia.

La Chang’e 3 ya está en la superficie lunar 

Chang'e 3 has successfully landed on the Moon!